Ha corrido mucha agua bajo el puente, dice un dicho popular y es cierto por todo el avance en cuanto a tecnología y demás herramientas que le dan al periodismo de hoy una visión, una velocidad y una masividad que antes no tenía y esto sin dudas va a seguir creciendo.

Y en ese contexto la mirada del periodista no cambia ni debe cambiar, ni salirse de lo básico. Un periodista no tiene que perder la incondicionalidad hacia su labor. Está claro que los trabajadores de prensa buscan la verdad, y que los demás también la sepan.

No es una obviedad decir que tenemos un rol definido dentro de la sociedad, una profesión y es un compromiso que asumimos plenamente, sin perder los valores que nos identifican.

En mi caso, al periodismo lo he sentido desde la adolescencia, mi viejo fue un destacado periodista (Abel Velázquez) y siempre que lo iba a visitar al trabajo me gustaba verlo "tipear" en las viejas máquinas de escribir que hoy ya son una antigüedad y ese ritmo, percibir ese ambiente de una oficina era algo que me contagiaba.

Mi ingreso a esta función se dio por ese lado, en la parte escrita, a los 20 años ya había sido contratado como colaborador de la agencia de noticias Télam.

Ahí escribí las primeras crónicas deportivas, enfocadas básicamente en Gimnasia y Esgrima de Jujuy (el "lobo" jujeño), fue un momento lindo que viví esos primeros años, con el equipo militando en Primera División. Fue un año en el que recuerdo que me levantaba bien temprano, y antes de las seis de la mañana ya tenía que enviar por fax recortes de los diarios a Buenos Aires.

Con el tiempo me fui afirmando y fui agarrando confianza en esta función, aunque siempre necesitas una mano que te ayude y en mi caso nunca me faltó, por suerte. Si cabe la oportunidad, debo agradecer a un gran tipo y colega como Ricardo Martínez.

Teniendo una base formada, ingresé a este diario allá por el '98 y pasé a formar parte de la sección Policiales, en donde la noticia está en cada momento y he tenido que cubrir diversos acontecimientos vinculado siempre con noticias desagradables pero que interesan como información (crímenes, operativos, secuestros de droga o accidentes de tránsito, etc.).

Realmente en estos años las noticias policiales han cobrado mucha notoriedad en el mundo de la información, y en estos últimos años los femicidios, aunque a decir verdad los artículos policiales y judiciales siempre ha tenido su espacio destacado en el diario. Son hechos que afectan la vida privada de una persona, su integridad física, su daño moral o económico.

Quizás es una de las secciones del diario donde más cuesta obtener fuentes para elaborar una buena información, un hecho policial por lo general no se anuncia, sucede.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...