El volcán de Fuego de Colima, en el oeste de México, continuaba ayer expulsando materiales incandescentes, lo que provocó la evacuación de 81 habitantes de comunidades aledañas que amanecieron bajo una capa de ceniza de hasta cinco centímetros, informaron autoridades.
De 3.860 metros de altura, el volcán de Colima "paso la noche emitiendo continuos flujos piroclásticos por las laderas", informó el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, a través de su cuenta Twitter.
Aunque el volcán -uno de los más activos del país- "permanece con constante emisión de material, se espera baje lentamente en los próximos días", añadió el funcionario.
Las emisiones volcánicas se iniciaron la noche del viernes y las autoridades evacuaron inmediatamente a pobladores de Yerbabuena, una comunidad asentada en las faldas del volcán y que ayer amaneció bajo una capa de cinco centímetros de ceniza.
El día de ayer, ya sumaban "81 personas" evacuadas por precaución, incluyendo pobladores de la cercana Becerrera, informó de su lado el gobernador de Colima, Mario Anguiano, al asegurar que se prevé un recorrido de inspección en los albergues y zonas aledañas al volcán.
Al menos siete comunidades resultaron afectadas por la caída de cenizas, por lo que se habilitó un refugio temporal en una escuela de la cabecera del municipio de Comala, al que pertenecen Yerbabuena y Becerrera.
Las autoridades restringieron toda actividad en un radio de cinco kilómetros del volcán -que se erige entre los estados de Colima y Jalisco- y prohibieron la circulación vehicular en un rango de 14 km.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...