Con el lema "Si tenés un arma, tenés un problema", el Ministerio de Gobierno y los Centros de Acceso a la Justicia lanzaron ayer el plan de entrega voluntaria de armas de fuego que se desarrollará hasta el viernes en la capital. Quienes estén interesados en entregar armamento, lo podrán hacer de manera anónima en La Madrid 349 y recibirán a cambio un incentivo económico.

El incentivo económico que recibirán los que entreguen las armas llegará hasta los $2 mil, según el calibre de las mismas.

La campaña lanzada por el Renar a nivel nacional fue puesta en conocimiento a nivel local por el ministro de Gobierno, Alberto Matuk, la secretaria de Protección a la Comunidad, Laura Flores, y los coordinadores de los CAJ de capital y Palpalá, Sebastián Espada y Pedro Atauche, respectivamente. Matuk explicó que el plan tiene el objetivo de reforzar la seguridad y prevenir accidentes. Además informó que al portador del arma se le concederá un cheque a cambio, con un valor de $500 en adelante, dependiendo del calibre de elemento.

Una vez entregadas las armas en la sede de la Secretaría de Protección a la Comunidad, de La Madrid 349, abierta de 10 a 13 y de 17 a 20, estos instrumentos serán destruidos por una prensa que fue instalada en la institución, según informó Laura Flores. Los restos del armamento, en su mayoría metales pesados de importante valor, serán luego reciclados y donados a entidades de beneficencia para completar el proceso de entrega voluntaria y solidaria. Un dato importante que destacaron los funcionarios es que se pueden entregar tanto armas registradas como aquellas que no lo estén, y que el cambio se realiza de manera anónima. "El objetivo es sacar el arma de circulación, sacarla del hogar. Si se cometió un delito el arma es remitida al juzgado competente y no quedan datos de quien hace la entrega", aclaró el coordinador Sebastián Espada.

Agregó que el operativo fue lanzado en 2007 a nivel nacional, y que consiguió sacar de circulación más de 170 mil armas en el país. Por su parte, Atauche mencionó que otro de los objetivos del plan es crear una cultura de resolución de conflictos que implique el diálogo y no la violencia. "Muchas veces se piensa que las armas de fuego dan seguridad a las casas y muchas veces se produce un efecto contrario, con muertes", dijo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...