Con sus paisajes y encantos, la bella localidad de Purmamarca es visitada por una gran cantidad de turistas que llegan día a día a pasar unas lindas vacaciones de invierno y a disfrutar de los distintos atractivos bajo los cálidos rayos del sol.

Si hay algo que distingue a este pueblo y a la Quebrada de Humahuaca en sí es que muy pocas veces se verán días grises, sino que aquí sucede lo contrario. Es que a pesar del invierno, el cálido sol sale casi todas las mañanas para alegrar a los vecinos y por supuesto a los cientos de turistas que llegan para apreciar las bellezas naturales de Purmamarca.

El cerro de Siete Colores, el mirador “El Porito” y la plaza 9 de Julio son los lugares que concentran una mayor cantidad de gente, pero claro que también se visitan otros puntos como el Paseo de Los Colorados, la iglesia Santa Rosa de Lima y el Cabildo Histórico. Las Salinas Grandes no quedan afuera de esta lista y son un destino que los turistas ya tienen en vista desde el primer día que llegan.

Turismo cultural y de descanso son los motivos por el cual los visitantes deciden pasar la temporada invernal en esta zona, llegando desde distintos puntos del país como Buenos Aires, Tucumán, Salta, La Plata, Bahía Blanca, Santa Fe y Córdoba, entre otros, según datos brindados por la Oficina de Información Turística.

Ocupación plena

Los trabajadores de esa área también notificaron que desde hace una semana los establecimientos hoteleros se encuentran llenos y que en la mayoría de los casos ya tienen una reserva del 100 % hasta la primera semana del mes de agosto. Y esta situación se puede percibir caminando por las calles de día o de noche, porque los turistas paran para preguntar a los lugareños por algún lugar donde alojarse, porque los que ya visitaron estaban completos.

Del mismo éxito se puede hablar para el sector comercial, ya que los vendedores ambulantes, galerías, puestos de artesanías, kioscos y el sector gastronómico manifiestan haber subido las ventas con respecto a semanas anteriores. Cabe destacar que se pudo observar una pequeña suba en los precios de la comida, unos 15 a 20 pesos y en el transporte a Salinas Grandes el aumento es de 30 pesos, el valor de la excursión es ahora de 150 pesos, pero por supuesto que la inversión lo vale, porque el turista queda enamorado de aquellas tierras de sal y también de las artesanías que lleva para el recuerdo de haber estado en Purmamarca.

Testimonios de la gente

La familia Giaconi de la provincia de Buenos Aires que arribó al pueblo de "los siete colores" en la mañana de ayer por novena vez, manifestó “vinimos tantas veces a este pueblo pero nunca nos cansamos porque nos encanta visitarlo, nos gusta mucho la cultura, las costumbres, su gente, la comida que es exquisita y por supuesto los paisajes”.

Sus integrantes añadieron “en nuestras vacaciones siempre pensamos en venir aquí, es la novena vez que lo hacemos y sin duda volveríamos a elegirlo”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...