El Banco Central subirá desde hoy las tasas de interés reguladas para los plazo fijo en pesos, con el fin de estimular el ahorro en moneda nacional. De ese modo, para intentar frenar un vuelco de los ahorristas al dólar, las tasas subirán del 22,6% a 23,6% en el caso de depósitos de hasta 30 días.
El piso de tasa de interés para plazos fijos por hasta 90 días se elevará al 25 % anual, mientras para plazos mayores la tasa variará de 25,6 a 26,2 %, de acuerdo con el monto de la colocación.
El presidente de la autoridad monetaria, Alejandro Vanoli, también había anunciado que subirá de $350 mil a $1.000.000 el tope para acceder al nuevo rendimiento y ampliará el beneficio a las empresas.
Las modificaciones fueron tomadas por algunos economistas críticos como "insuficientes" y como "parches que no resuelven los problemas de fondo". "Subir la tasa de interés para frenar una corrida es de manual, es de ortodoxo, pero es insuficiente", analizó el expresidente del Banco Central Aldo Pignanelli, alineado con el massismo.
Por su parte, otro expresidente del Banco Central, Javier González Fraga, alertó que esa medida es un "paliativo" en medio de la "incertidumbre" de cara a las elecciones presidenciales. El economista Martín Redrado coincidió en que las medidas "son parches que no resuelven los problemas de fondo" y cuestionó: "Es lamentable que un gobierno que dice que apoya la fuerza productiva termine dándole la mano a las bicicletas financieras".
En tanto, un estudio difundido por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal sostuvo que "el crecimiento en los plazos fijos permite al Bcra colocar Letras y alentar el consumo".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...