TILCARA (Corresponsal). La llegada de Ventana Andina a Tilcara volvió a transformar la sala Barbarita Cruz, que días atrás fuera escenario musical para Huella Argentina, esta vez en sala de cine. Así, como nos explicaba Gonzalo Morales, Secretario de Cultura de la Provincia y director del evento, este año también se proyectan en Tilcara películas concursantes en el certamen.

Antes de las presentaciones y las proyecciones, las conversaciones se dieron en el patio, bajo el sol y entre los cerros. Gonzalo Morales estaba junto a Titina Gaspar, quien además de ser parte del teatro popular de la Quebrada como parte de la recordada agrupación MOJUTI, hace ya casi treinta años actuó como madre de Morales en aquella Deuda Interna a la que Tukuta Gordillo, también presente, aportara con su música.

En la rueda de las charlas, confirmando la imagen de modestia que se le intuye al verlo actuar, Gustavo Garzón comentaba que paseaba por Tilcara viendo artesanías hasta que se dio cuenta que se estaba perdiendo de mirar los cerros. Con un gesto que expresaba su fascinación por el entorno, nos contó que asiste al festival para presentar, fuera de concurso, su opera prima.

Entonces habló del cine independiente, porque la suya, aunque ya dos veces premiada, no entra en el circuito comercial de las grandes distribuidoras. Habló del centenar y medio de películas que se hacen por año en Argentina y de la importancia de estos festivales para generar un público que devuelva las salas de cine al interior, y aún al interior de las provincias como en Tilcara, que lo tuvo y ya no lo tiene.

Morales subrayó, junto a la muestra del festival, la de Nueva Mirada, que lleva cine infantil y juvenil premiado y de diversa procedencia internacional a distintas localidades jujeñas. En ese sentido, Ezequiel Daniger explicó "que es específicamente para chicos, donde se presentan también trabajos realizados por chicos de Argentina como de otros países del mundo. Para mi es muy emocionante estar acá, porque creo que es importante que vean películas de muchos lugares para conocer esos lugares, porque el cine muestra la identidad de un pueblo."

Si hubiera algo que lamentar es que las funciones en Tilcara no estuvieron lo suficientemente promocionadas, falta que en parte se subsanó convocando a alumnos de escuelas locales quienes, asistiendo en hora de clase, completaban esta función educativa y difusora que tiene el arte cinematográfico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...