El director del Observatorio Astronómico del Vaticano, el padre José Funes, considera poco probable que el hombre encuentre vida extraterrestre pese al reciente descubrimiento del planeta más parecido a la Tierra.

"Ha sido una noticia buena", comentó el padre Funes, un jesuita argentino como el papa Francisco, en una charla con la AFP. Interrogado sobre el extraordinario hallazgo de Kepler 452b, el planeta que gira en torno a una estrella cuyas características son muy parecidas a las del Sol, el religioso no parece tener dudas.

"Hasta ahora no hay pruebas de vida y menos aún de vida inteligente", en Kepler 452b asegura.

"Es probable que haya habido una vida y tal vez con forma inteligente, pero no lo sabremos jamás", sostiene el astrónomo, especializado en galaxias.

Para el religioso, el hecho de estar situado a 1.400 años luz de la Tierra es determinante.

Con la tecnología actual se necesitarían 11 millones de años para llegar a la "segunda Tierra".

¿Pero, si existiera la vida en ese planeta gemelo, existiría también Dios y su hijo, como afirma la religión católica?

"El descubrimiento de una vida inteligente (fuera de la Tierra) no significa que existe otro Jesús", sostiene padre Funes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...