Los asaltos en fincas y otros establecimientos rurales se han vuelto, lamentablemente, en uno de los hechos delictivos que se cometen con mayor frecuencia en la provincia de Jujuy. Al parecer los delincuentes aprovechan la escasa o nula presencia policial en esos lugares, cuyas unidades carecen de efectivos y móviles, para alzarse con diversos elementos de valor, esgrimiendo en la mayoría de los casos armas de fuego de grueso calibre, con las cuales amenazan a los ocupantes de esos inmuebles.
Por la precisión con la que cometerían estos atracos, no se descarta que también realicen tareas de "inteligencia" para aprovechar el momento justo que deben realizar el atraco: especialmente que no haya vigilancia privada, que los ocupantes sean mayores o no tengan armas para defenderse y que existan objetos de valor para llevarse. Y también los delincuentesn cuentan con una importante logística en lo que hace a armas, vehículos y otros elementos para hacer una "tarea" exitosa.
Hace unos días hubo asaltos en dos fincas cercanas a la localidad de Monterrico, pero en la noche del último jueves varios delincuentes se llegaron a una que está a pocos kilómetros de San Pedro. Según denunciaron trabajadores de la finca, que fueron las principales víctimas, varios sujetos portando armas de fuego llegaron al lugar alrededor de las 23 y los sorprendieron cuando ya estaban durmiendo luego de una agotadora jornada laboral. Los asaltantes, sin que los trabajadores rurales pudieran reaccionar, les exigieron que rápidamente entregaran todo el dinero que tenían en su poder, además de otros elementos de valor como teléfonos celulares. Las víctimas no tuvieron más remedio que acatar los órdenes y les entregaron alrededor de 4 mil pesos, tras lo cual los asaltantes desaparecieron del lugar en un rodado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...