TILCARA (Corresponsal). Aunque a mediodía comenzó a levantar viento cargando tierra, una mañana más fresca y casi sin aire del Norte parecía augurar una jornada sin mayores complicaciones. Menos hebriosen la calle que lo habitual hacía pensar en la veda electoral como modo de combatir el flagelo del alcoholismo, y pocas especulaciones desde que no se jugaban postulaciones locales, hicieron que por la mañana la jornada fuera casi festiva.

Mucha concurrencia tanto en Tilcara como en Humahuaca prometía una alta participación de votantes, que en horas de la mañana aprovecharon la levantada para participar de la misa, y compitiendo con lo largo de las filas ante las urnas, las de los turistas en la comisaría certificando su estadía en la Quebrada de Humahuaca para justificar su ausencia electoral.

Aunque aún quedaban banderines amarillos en las cercanías de una de las escuelas, se sabía que tenían que ver con el festejo de San Cayetano antes que con alguna propuesta electoral a deshora, cantidad de remises atosigando las calles pueblerinas, vecinos de andar lento como al paseo, y la ausencia del perfume de la koa, tan de agosto, porque parece tácito entender que las Pachamamas caen dentro de la órbita de las prohibiciones electorales.

Decir más es forzar la realidad. Periodistas de diversos medios radiales y gráficos nos cruzábamos por las calles buscando novedades esquivas, cuando lo único llamativo fue alguna tardanza en la apertura de las mesas, que debió ser apurada por las fuerzas de seguridad. Pero, aún así, poca cosa para nuestra conocida impuntualidad.

Resultó una jornada cívica tranquila, de gran concurrencia en el corazón de la Quebrada jujeña.

El clima empezó a descomponerse o retomar un poco la temperatura invernal que debería tener por estos días que se vieron alterados por una gran masa de aire caliente y viento Norte días pasados.


Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...