Un hombre murió ahogado en un pantano luego de seguir la indicación de su GPS y ahora el municipio de Extremadura, España, deberá pagarle a su familia una indemnización de 302.411 dólares por "la mala señalización de la vía". El hecho ocurrió cuando el senegalés Moahamadou Dassi Gueye conducía su auto acompañado de su amigo David Diatta por una ruta en dirección hacia el pueblo de Capilla, en Badajoz, España.
El conductor se guió por su GPS que le indicaba que continuara por su camino por el tramo de la EX-323, sin ver, por la oscuridad, el único cartel que indicaba prohibido el paso. Unos 20 metros más adelante, el vehículo cayó en el pantano de La Serena. Diatta logró salir nadando, pero Dassi murió ahogado. A casi cinco años del accidente, la Justicia determinó que "la calzada por la que circulaba el vehículo estaba sin señalizar y eso fue la causa del accidente, ya que conducía directamente hacia el embalse".
El Tribunal condenó a Extremadura a indemnizar con 2.000 euros (2230 dólares) a David Diatta, el sobreviviente. Y 302.411 dólares a la familia del senegalés fallecido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...