El diputado nacional del Frente para la Victoria (FPV), Carlos Kunkel, señaló ayer que en caso de que Daniel Scioli sea electo presidente, no se va a producir "tirantez" alguna con Cristina Fernández de Kirchner porque "tendrán roles totalmente diferenciados".

"La conducción de un partido y un movimiento no tienen nada que ver", resaltó el histórico dirigente justicialista. "En su momento Cristina ni siquiera quiso proponer funcionarios para la Provincia, y puedo asegurar que Scioli la consultó en ese sentido y ella le dijo que era una decisión que debía tomar él", reveló.

Consultado acerca de cómo quedaría conformado el Congreso luego de la elección general, donde se prevé que el oficialismo pierda quórum en la Cámara Baja, resaltó que en el Senado van a tener "una presencia mucho más importante porque el FPV ganó en 20 de 24 distritos".

Sobre el viaje de Scioli en medio de la tragedia social por las inundaciones, salió en defensa del postulante oficialista al asegurar que el gobernador "tenía programada la visita" y que "va todos los años a raíz del problema de salud" que arrastra, a raíz del accidente que lo dejó sin brazo y que lo obliga a someterse a un tratamiento en su prótesis todos los años.

"En toda la historia de la Provincia de Buenos Aires no se hicieron tantas obras hidráulicas como las que hicimos nosotros en estos doce años", indicó Kunkel.

En relación a la interna caliente que protagonizaron Aníbal Fernández y Julián Domínguez por la gobernación bonaerense, en la que terminó imponiéndose el Jefe de Gabinete, definió las declaraciones cruzadas que se prodigaron ambos candidatos como meros "intercambios de palabras". "Hubo apenas unos intercambios de palabras. No hubo ningún hecho de violencia como en otras épocas", señaló.

"En toda competencia electoral cada cual pugna por enaltecer las virtudes propias y por ahí surge alguna chicana", finalizó Kunkel.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...