SAN PEDRO (Corresponsal). Un hombre fue secuestrado la noche del domingo, por dos sujetos armados que irrumpieron en su domicilio y tras amenazarlo de muerte, lo hicieron subir a un automóvil de su propiedad y lo sacaron de la ciudad. Pese al hermetismo que gira en torno al hecho, se supo que la víctima fue maniatada, brutalmente golpeada en la cara, en la cabeza y distintas partes del cuerpo y dejada abandonada con la cabeza tapada, en un camino interno que conduce a la localidad de Rosario de Río Grande, conocida como Barro Negro.
Datos recabados por nuestro diario, permitieron saber que a las 18 de esa jornada, un vecino de barrio San Martín, identificado como A.M. (55), salía de su domicilio para realizar trámites personales de su auto. En ese interín fue interceptado por la espalda por dos sujetos, que llevaban puestas gorras y una campera subida hasta la mitad del rostro. Uno de los sujetos esgrimiendo un arma lo amenazó ordenándole "subí al auto o te liquido". En ese momento, salió del interior de la vivienda la hermana de la víctima, quien pese a estar enyesada defendió a su hermano, asestándole un golpe en la cara a uno de los sujetos con su bastón y fue en ese momento que uno de ellos le gritó a viva voz "Gendarmería". Rápidamente los sujetos lo hicieron subir al auto, le ataron una campera cubriéndole la cabeza y lo sacaron de la ciudad. Trascendió que al llegar a un camino interno de los cañaverales, los delincuentes lo hicieron bajar del auto, lo maniataron y le dieron una golpiza para luego dejarlo abandonado y llevarse el auto Nissan gris.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...