El jefe de gabinete, Aníbal Fernández, afirmó ayer que la oposición busca "hacer una alianza que va contra natura", en la que el candidato presidencial por UNA, Sergio Massa, vaya como "furgón de cola" del de Cambiemos, Mauricio Macri.
En momentos en que los dos candidatos opositores dejan ver un acercamiento entre ellos, Fernández apuntó contra un posible acuerdo mientras que el ministro de Justicia, Julio Alak, cuestionó su reclamo de cambiar el sistema electoral y lo calificó como "políticamente disparatado". "Massa se subordinó a ser furgón de cola del propio Macri", señaló Fernández, quien aseguró que la oposición apunta a "hacer una alianza que va contra natura y no tiene ningún sentido".
En declaraciones formuladas en la Casa de Gobierno, el funcionario nacional afirmó que las propuestas de los postulantes opositores tienen "un andamiaje de pésima factura jurídica y de imposible cumplimiento". A la vez, reiteró que los acercamientos de la oposición "parecen entregar la posibilidad de su candidatura, cedérsela a Macri, porque han ido todos como furgón de cola de Macri". "La boleta única permitiría esta alianza desde el punto de vista fáctico, en los hechos, prácticamente burlando la legislación nacional", indicó el ministro coordinador.
En este sentido, resaltó que "no sucede en ningún lugar del mundo que uno cambie de un sistema electoral cuando ya comenzó el proceso".
En tanto, Alak consideró que el pedido de la oposición es "constitucionalmente inaceptable, legalmente inviable y políticamente disparatado".
"La Constitución establece que "los proyectos de ley que modifiquen el régimen electoral y de partidos políticos deberán ser aprobados por mayoría absoluta del total de los miembros", lo que implica un amplio y prolongado debate sobre la normativa básica del sistema democrático", indicó. A la vez, manifestó que "legalmente es inviable porque resulta imposible que, en el medio de la campaña y cuando faltan sólo 39 días hábiles para la elección, los legisladores puedan cumplir con los requisitos de formación y sanción de las leyes". El ministro resaltó que el tratamiento para tratar una eventual reforma "requiere por lo menos dos meses e impediría las elecciones del 25 de octubre". "Es políticamente malintencionada la propuesta, porque saben perfectamente que lo que reclama es inaceptable constitucionalmente e imposible legalmente. Lo hace para encubrir derrotas electorales", agregó Alak.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...