¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
22 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

600 millones de pesos a productores afectados

Martes, 01 de septiembre de 2015 00:00
<p>RÍO SALADO / LA CUENCA ESTÁ RECIBIENDO TODO EL AGUA DE LA INUNDACIÓN</p>

El Gobierno nacional anunció ayer asistencia financiera e inversiones por unos 600 millones de pesos para pequeños productores afectados por las inundaciones en la provincia de Buenos Aires, y declaró la "emergencia agropecuaria", con vigencia a partir de este martes, lo cual les permitirá obtener amplios beneficios impositivos y de fomento.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El Gobierno nacional anunció ayer asistencia financiera e inversiones por unos 600 millones de pesos para pequeños productores afectados por las inundaciones en la provincia de Buenos Aires, y declaró la "emergencia agropecuaria", con vigencia a partir de este martes, lo cual les permitirá obtener amplios beneficios impositivos y de fomento.

Según precisó el ministro de Economía, Axel Kicillof, se trata de programas nacionales por unos 200 millones de pesos a los que se sumarán otros 400 millones provenientes de préstamos de organismos multilaterales para ayuda de productores afectados.

Para hacer el anuncio, Kicillof estuvo acompañado por un amplio abanico de funcionarios:el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli; el secretario Legal y Técnico de Presidencia, Carlos Zannini; y el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela; entre otros.

En el Salón Belgrano del Palacio de Hacienda, Kicillof anticipó que se declarará el estado de emergencia y/o desastre agropecuario para las explotaciones cuyo 50 por ciento o más de superficie haya sido afectada por el avance de las aguas.

La emergencia estará vigente entre el primero de agosto y el 31 de diciembre de este año para 65 partidos de la provincia de Buenos Aires, que fue la más afectada por precipitaciones récord desde principios de agosto. La declaración de emergencia posibilita que los productores que tengan más del 50% de su campo anegado soliciten y obtengan el certificado de emergencia, con lo que pueden acceder a un conjunto de beneficios impositivos cuyo costo fiscal se estima en 40 millones de pesos.

Las medidas anunciadas son la prórroga de vencimiento de impuestos existentes ante AFIP que graven el patrimonio, los capitales o las ganancias de las explotaciones afectadas; la deducción del 100% del impuesto a las ganancias derivada de los beneficios obtenidos de la venta forzosa de la hacienda, y la suspensión de la iniciación de juicios de ejecución fiscal por la AFIP.

Entre los beneficios financieros otorgados por el Banco de la Nación Argentina se incluye la prórroga de todos los vencimientos ante esa entidad bancaria, hasta el 31 de diciembre. También la prolongación del plazo total para los productores de las bonificaciones que ya tenían otorgadas a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

También se suspende la iniciación de juicios por parte del Banco Nación por cobros de acreencias vencidas. "Son medidas pensadas en atención a los pequeños productores que son siempre los que más sufren", dijo Kicillof, y precisó que con los recursos del Fondo de Emergencia Agropecuaria se prevén otras asistencias focalizadas en los pequeños y medianos productores.

Suponen esos anuncios la reconstrucción, reparación y mantenimiento de caminos rurales; la limpieza y profundización de cunetas, alcantarillas y abovedado de calzada.

A su vez, se destinarán 20 millones de pesos para la limpieza y mantenimiento de canales de drenaje, y se invertirán 25 millones en la asistencia para la recomposición productiva post-emergencia de los pequeños productores. El ministro señaló que dadas las "precipitaciones inusualmente intensas en la provincia", las consecuencias del evento afectaron a 1.170.450 hectáreas con suelos anegados y casi 788.000 hectáreas de aguas en superficie.