Los violentos incendios que arden en California están amenazando un bosque de secuoyas gigantes considerado como un tesoro nacional, que cada año visitan miles de personas, según explicaron este martes las autoridades estadounidenses.
El llamado incendio Rough (Rough Fire), el más grande de los doce activos en todo el estado, avanzó peligrosamente hacia los famosos árboles en los últimos días.
"Las llamas se acercaron a una serie de secuoyas gigantes en el parque nacional de Kings Canyon y Secuoya, por lo que hemos tomado medidas preventivas para que no les pase nada", explicó a la AFP el portavoz Mike Theune.
Uno de los ejemplares que más preocupa a las autoridades es el General Grant, el segundo secuoya más grande del mundo con sus 81,6 metros de altura.
Los bomberos no dejan de esparcir agua alrededor del árbol y de controlar su estado. También han instalado un sistema de riego junto al ejemplar Boole, el sexto más alto del mundo, situado en las cercanías.
"Tenemos a algunos de los mejores bomberos del mundo trabajando contra este incendio para proteger estos tesoros nacionales", señaló Theune. Aunque el fuego no llegue a alcanzar las secuoyas, el intenso calor de las llamas es un auténtico peligro que pone en riesgo su capacidad para reproducirse. El incendio Rough ha quemado ya más de 36.300 hectáreas alrededor del parque nacional. Los bomberos lograron contener un 40% de las llamas.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...