El próximo Gobierno podrá utilizar 6.525 millones de dólares de las reservas del Banco Central para afrontar pagos por vencimientos de la deuda externa en el 2016, según el proyecto de Presupuesto.
Debido a las necesidades financieras, la administración de Cristina Kirchner estipuló que continúe la utilización de reservas del Banco Central. "Autoriza al Poder Ejecutivo Nacional a pagar deuda privada con reservas del Banco Central hasta 6.525 millones de dólares", dice el artículo 35 de la iniciativa que deberá ser tratada por el Congreso en el que el kirchnerismo alcanza mayoría al contar con aliados.
En su presentación, el jefe del Palacio de Hacienda instó al próximo Gobierno a continuar con la política de desendeudamiento con privados dado que, según consideró, fue lo que permitió a la Argentina que el impacto de la crisis internacional fuera "menor" que en los países de la Unión Europea. El nuevo presidente electo en octubre o noviembre (en un eventual balotaje) y asuma el 10 de diciembre, tendrá que ordenar el pago de unos 2.900 millones de dólares en 2016 a acreedores privados.
También vencen el año próximo préstamos por unos 4.900 millones de dólares que fueron otorgados por organismos internacionales, aunque estos cuentan con vencimientos refinanciables en forma casi automática.
El 2016 arrancará con una fuerte cancelación: la letra que el ya fallecido expresidente Néstor Kirchner le dejó al Banco Central en 2004 a cambio de unos 9.530 millones de dólares con los que le pagó toda la deuda en cash al Fondo Monetario Internacional.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...