El director de Servicios Públicos del partido bonaerense de Lezama, Daniel Bonifacin, manifestó que ayer "se habilitó la ruta 57 para el tránsito liviano", y añadió que el agua "está comenzando a bajar lentamente" en las zonas afectadas por la crecida del río Salado. "No obstante, la cantidad de agua en la zona es importante", aclaró Bonifacin en declaraciones a la agencia Télam e indicó que aún no está habilitado el ingreso de camiones a la ruta 57, que une Lezama con Pila. Según informó, quedan al menos 27 evacuados y autoevacuados en el paraje El Destino y también se registran en las zonas rurales.
"Somos optimistas y estimamos que, si no llueve, el agua bajará en el transcurso de uno a dos meses", concluyó el director de Servicios Públicos. El jueves pasado, el caudal del río Salado alcanzó su pico máximo en la ciudad de Lezama, y su desborde dejó una treintena de familias evacuadas y otras tantas aisladas en la zona rural.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...