En esta semana concurre un especial motivo de celebración para la Ucse en Jujuy, conmemorar los veintidós años de la fundación de esta sede académica, que se erigió en respuesta a la iniciativa y visión de monseñor Raúl Casado, obispo de entonces, y de un grupo de egresados de Ciencias Políticas del Instituto "Populorum Progressio" cuyo empeño de superación fue un cimiento genuino para la universidad en gestación.
El Departamento Académico San Salvador comenzó sus actividades gracias al eco encontrado en reconocidos docentes de la ciudad que abrieron camino; a la generosidad del Instituto "Populorum Progressio" por acogernos en su edificio durante sus dos primeros años, del Colegio Del Salvador por albergarnos hasta el año 1999 y de la Orden Franciscana que nos concediera el privilegio de su hospitalidad al brindarnos su edificio para el funcionamiento de nuestra sede desde el año 2000.
Desde aquellos primeros años a hoy, debemos gratitud a muchas personas, a monseñor Marcelo Palentini, y a monseñor Daniel Fernández por su estímulo y acompañamiento constante; a la generosidad de los docentes que acudieron y acuden a la convocatoria de integrarse al plantel docente y administrativo, que hoy conforman el orgullo y mejor patrimonio de esta sede universitaria; a las familias de Jujuy y su zona de influencia, que nos confiaron y confían la formación de sus hijos; a los alumnos, que con su estudio y responsabilidad sustancian la historia, la imagen y la cultura institucional.
Veintidós años son exiguos en la vida de una institución, pero el trayecto recorrido, su inserción en el medio y los frutos producidos, por todos conocidos: sus 19 carreras de pregrado y de grado destinadas a la formación de profesionales requeridos por nuestra provincia, sus 1.116 egresados y una matrícula anual de 2.850 alumnos, dan cuenta del intenso trabajo y compromiso de toda una comunidad académica puestos al servicio de la educación superior, con la convicción de que, como lo expresara su exrector ingeniero Jorge Luis Feijóo, "la mejor manera de trabajar por la Nación es hacerlo por la provincia y la región; la mejor manera de trabajar por la Iglesia es creando comunidades fraternas animadas por la fe y la tolerancia; la mejor manera de trabajar por el hombre real, su promoción, su felicidad y su realización temporal es educándolo. Esta es la Universidad Católica de Santiago del Estero: esa fue su génesis, su inspiración y su misión".
Dios prosiga guiando a la Ucse en la búsqueda permanente por ofrecer a Jujuy una educación superior de calidad que permita asegurar la formación de recursos humanos de excelencia, competentes en el ejercicio de su profesión y por sobre todo, personas éticas, responsables y comprometidas por el bien común y por la sociedad en la que se desempeñan.
A todos los que contribuyeron y aportan su esfuerzo, dedicación y trabajo al desarrollo y crecimiento de esta sede, nuestro profundo reconocimiento, y con él, la apertura a las sugerencias e iniciativas que nos permitirán crecer y mejorar siempre en pro de una educación de calidad que Jujuy se merece.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...