En un inédito discurso ante el Congreso de Estados Unidos, el Papa Francisco exhortó ayer a los legisladores a hacer más por los migrantes que sufren, combatir el cambio climático y abolir la pena de muerte.
El jesuita argentino de 78 años, primer líder de la Iglesia católica en una sesión bicameral del Capitolio estadounidense, habló por poco menos de una hora y en inglés ante más de 500 diputados y senadores, magistrados de la Corte Suprema y miembros del Ejecutivo, entre ellos el vicepresidente Joe Biden.
Sin embargo, Jorge Bergoglio, primer Papa proveniente del continente americano, no rehuyó de los temas polémicos.
El pontífice pidió "acciones valientes" ante el cambio climático, un tema en el que coincide con el presidente Barack Obama, pero que divide a los congresistas.
"Estoy convencido de que podemos marcar la diferencia y no tengo alguna duda de que los Estados Unidos y este Congreso están llamados a tener un papel importante", expresó el pontífice, quien se refirió a la necesidad de implementar lo que denominó una "cultura del cuidado".
Para el Papa, quien se consideró "hijo de inmigrantes", la crisis de refugiados "sin precedentes desde la II Guerra Mundial" y el drama de los inmigrantes en el continente americano representan "grandes desafíos y decisiones difíciles" que requieren una respuesta que sea "justa y fraterna" de los gobernantes.
"No debemos dejarnos intimidar por los números, más bien mirar a las personas, sus rostros, escuchar sus historias mientras luchamos por asegurarles nuestra mejor respuesta a su situación. Una respuesta que siempre será humana, justa y fraternal", convocó.
Francisco también advirtió a los legisladores estadounidense del "peligro del fundamentalismo", religioso o no, y de evitar la tentación del "reduccionismo simplista" de dividir la realidad entre buenos y malos.
El Papa cerró diciendo "God bless you" ("Que Dios los bendiga") ante los legisladores, de los cuales nueve de cada diez profesan la fe cristiana.
Líderes históricos
Durante el discurso de cerca de 50 minutos el Papa Francisco recordó en distintas ocasiones a líderes de la historia estadounidense como Abraham Lincoln, Martin Luther King, Dorothy Day (activista que impulsada por su fe trabajaba por la justicia social) y Thomas Merton (poeta y activista social).
“El sueño de Martin Luther King sigue resonando en nuestros corazones”, dijo en referencia a la campaña por los derechos civiles y políticos de los afroamericanos.
“Me alegra que Estados Unidos siga siendo para muchos la tierra de los sueños”, adhirió seguido de un aplauso conjunto y de pie de todos los invitados.
A continuación, el sumo pontífice conectó su discurso al “sueño” que persiguen muchos inmigrantes cuando mudan sus vidas al país norteamericano y recordó que “nosotros pertenecientes a este continente no nos asustamos de los extranjeros porque muchos de nosotros hace tiempo fuimos extranjeros”, aseguró para lograr otro de los festejos de los legisladores presentes, entre ellos el vicepresidente Joe Biden.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...