El fiscal Fernando Arrigo, que lleva adelante las investigaciones por la tragedia de Once, ratificó ayer que va a "formular una imputación para cada uno" de los acusados a la vez que aclarará la responsabilidad del maquinista en el hecho.
El fiscal aseguró que los directivos de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) "pagaban viajes al extranjero, compraban joyas, alquilaban jets privados" con la plata destinada "al mantenimiento del chapa 16", el tren que protagonizó el terrible accidente en el que murieron 51 personas.
Como había adelantado hace unos días NA, el encargado de llevar adelante las investigaciones va a "formular una imputación para cada uno" de los sectores que están involucrados en la causa.
Arrigo adelantó que mañana presentará ante el Tribunal Oran Federal N" 2 el detalle de la responsabilidad que el motorman Antonio Córdoba tuvo en la tragedia al tiempo que expresó que a la Justicia "le faltó investigar a algunas personas" que aún no habían podido identificar.
En este sentido dijo que "hay coincidencia con las otras querellas", aunque no pudo revelar quiénes serían esas personas a investigar.
En declaraciones a Radio América, el fiscal sostuvo que los directivos de TBA "debían custodiar el cuidado de esos bienes y no lo hacían" y que no se cumplieron con las inversiones de mantenimiento adecuadas pese a que seguían recibiendo el subsidio.
Imputados
Por el trágico hecho ocurrido el 22 de febrero de 2012 estaban imputados por esta causa 29 personas, entre ellas, los exsecretarios de Transporte, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi; el exdueño de TBA, Sergio Claudio Cirigliano; y el motorman Córdoba.
Dos de las querellas acusaron a todos menos al motorman que condujo la formación, en tanto que las otras dos sí lo acusaron pidiendo una pena de 22 años de prisión.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...