Al grito de "¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!", miles de personas marcharon ayer en la capital mexicana en el aniversario de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, un crimen que sigue sin resolver.
Los padres de los estudiantes encabezaron la "Marcha de la Indignación Nacional", que llegó hasta la emblemática plaza del Zócalo, llevando grandes fotos de sus hijos y gritando consignas contra el gobierno del presidente Peña Nieto.
"Crimen de Estado", "Todos somos los 43" o "Fuera Peña" fueron algunos de los mensajes que se pudieron leer en los carteles de los manifestantes, que empezaron a marchar alrededor del mediodía y avanzaron por el céntrico paseo de la Reforma cargando banderas mexicanas teñidas de negro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...