La explosión en una casa de la ciudad de Río Gallegos, que tuvo como saldo dos hombres muertos, habría sido provocada en forma intencional por una de las víctimas en medio de un robo, mientras la Policía detuvo a una mujer, pareja del presunto homicida.
Las pesquisas realizadas por la Policía habrían concluido que las pintadas con la palabra "violador" que se encontraron en la casa habrían sido pintadas con el fin de desviar la investigación y nada tenían que ver con una acusación contra su propietario, José Ricardo Ramírez, de 69 años.
Las sospechas se fortalecieron en contra de la otra víctima fatal del hecho, un hombre de apellido Zotelo que fue encontrado gravemente herido en inmediaciones de la casa y murió horas más tarde en el hospital de la zona. El cuerpo de Ramírez fue encontrado atado en el interior del baño, mientras que Zotelo fue hallado con graves quemaduras en las afueras de la casa. En la mayoría de las paredes se encontraron pintadas con la palabra violador, pero no se encontraron denuncias, ni testimonios. Una de las hipótesis, según trascendió, es que Zotelo entró a robar a la casa de su vecino, fue sorprendido y terminó asesinándolo, mientras que la explosión, en la que terminó la habría provocado más tarde para encubrir el crimen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...