El titular de la cartera de Agroindustria, Ricardo Buryaile, mantuvo este miércoles una reunión con los ministros de Producción de las provincias de Entre Ríos, Carlos Schepens; de Corrientes, Jorge Alberto Vara; de Santa Fe, Luis Contigiani; de Buenos Aires, Leonardo Sarquís; de Formosa, Raúl Omar Quintana; y de Chaco, Manuel Tiji, a fin de analizar el impacto de las inundaciones de las diferentes zonas y proyectar medidas preventivas de cara a los próximos meses y principalmente para la época de otoño, donde se prevé que la tormenta de "El Niño" azote nuevamente a la región.
En el encuentro también estuvieron presentes los titulares del Inta, Amadeo Nicora; del Senasa, Jorge Dillon; y de la AFIP, Alberto Abad.
"Agroindustria va a disponer de todas sus herramientas disponibles para enfrentar la cuestión hídrica que se nos plantea", dijo Buryaile durante la reunión, en la que enfatizó que el gobierno de Mauricio Macri quiere "cambiar el paradigma de tratamiento de estas situaciones con la asistencia a los pequeños productores ubicados en la zona de influencia de los ríos, que son los más afectados".
"Lo primero que vamos a hacer es accionar sobre el tema social, como es la agricultura familiar", señaló el titular de la cartera agroindustrial Ricardo Buryaile y marcó la importancia de trabajar "en un protocolo sanitario de crisis para prevenir el próximo otoño", cuando se pronostica el punto de mayor acción climática de "El Niño".
Desde el Inta, mostraron mapas de las precipitaciones recibidas y también de estimaciones. Estos últimos, arrojaron una situación más aliviada para los próximos días, pero que podrían intensificarse hacia fines de febrero.
Por su parte, los representantes de las provincias señalaron a la ganadería como una de las producciones más afectadas.
En las zonas ribereñas y en las islas, las principales cuestiones a resolver se ubican en la asistencia de logística y alimentos para sostener la actividad. A su vez, coincidieron en valorar las tareas de prevención que se están llevando a cabo y la buena predisposición del Gobierno Nacional para atender a la situación.
"Nosotros tenemos dos provincias en una. Por un lado es la parte alta que es la más grande y que tiene una muy buena perspectiva de cosecha gruesa, pero también tenemos zonas en las que puede quedar afectada la producción con citricultura, apicultura y algo de ganadería, donde nos estamos preparando para cuando baje el agua", comentó el ministro entrerriano, Carlos Schepens.
Y agregó: "También estamos trabajando muy fuertemente con Agricultura Familiar para ver cuál será el plan hacia futuro".
A su turno, Jorge Vara, ministro de Producción de Corrientes, sostuvo que "a los productores los concientizamos de que debían sembrar más temprano y eso hizo que las pérdidas no sean tan fuertes como en fenómenos de El Niño fuertes como los de 1982-83 y 1997-98".
En sintonía, en Santa Fe, algunos productores han podido comercializar la hacienda a tiempo, evitando grandes pérdidas.
Por su parte, el ministro formoseño detalló que "las producciones afectadas son el algodón, la mandioca y la batata", al tiempo que destacó la necesidad de "trabajar en el concepto de emergencia de precisión para realizar tratamientos diferenciales". Asimismo, valoró "que los pequeños productores familiares sean el eje de asistencia del Gobierno Nacional".
En tanto, el ministro de Asuntos Agrarios de Buenos Aires, Leonardo Sarquis, explicó que se encuentra trabajando en un plan preventivo junto a los 65 intendentes de las zonas que potencialmente podrían ser afectadas al fin del verano.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...