LA QUIACA (Corresponsal). La séptima etapa del Rally Dakar, tuvo como característica principal la suspensión de la etapa para las motos y cuadriciclos debido a la intensa lluvia. Que se desato en la Puna jujeña y provoco además la crecida de ríos y arroyos. La mañana estuvo estupenda con sol radiante, donde centenares de quiaqueños se congregaron en el aeropuerto "Guillermo Snopek". Al mediodía, hora argentina partió el primer piloto rumbo a Salta, entre ellos el crédito de esa provincia Kevin Benavidez. La expectativa era enorme, de pronto el cielo pasó de celeste y blanco a gris plomo, la lluvia hizo los presentes busquen refugio donde pudiesen. Mientras la competencia continuaba, pero después varios pilotos comenzaron a retornar argumentando justamente la crecida de dos arroyos de la zona, Sansana y Tambo. El galpón del aeropuerto se transformó en refugio de público y pilotos, la temperatura descendió abruptamente hasta un grado. En ese lugar, sin pensarlo competidores y fanáticos estuvieron todos mezclados, fue en ese sitio que pasado el mediodía un vocero de la ASO informó a los pilotos que la etapa se suspendía y debían dirigirse al Vivac de Salta por ruta nacional 9.


Marcos Patronelli

En dialogo con El Tribuno de Jujuy Marcos Patronelli, hizo especial énfasis en la lluvia y baja temperatura reinante en la zona. Al tiempo que añadió "no recuerdo haya llovido tanto desde el 2010, venía haciendo una etapa linda hasta que pinche una cubierta y perdí la mochila que llevo. La lluvia nos viene castigando mucho este Dakar, saludos para La Quiaca, aguante Argentina" remarcó.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...