Aunque se suele relacionar directamente a la marihuana con su uso para el "esparcimiento", se trata de una planta ancestral que reconfigura lentamente su imagen en la sociedad. En esta línea, recientemente en nuestra provincia se realizó un seminario en el que profesionales dieron a conocer las propiedades del "cannabis medicinal" frente a decenas de referentes de la salud, usuarios y muchos pacientes que analizan seriamente su consumo.
El cannabis es el nombre científico de lo que se conoce popularmente como marihuana. Cuando se hace un uso medicinal de la planta, se extraen sus propiedades y son administradas para el tratamiento de algunas enfermedades. Por este motivo se habla de "cannabis medicinal", diferente es su uso para "recreación" o "esparcimiento", que es lo que popularmente se conoce como una conducta que puede causar adicción.
Los últimos veinte años países de Europa, muchos estados de Estados Unidos y en América, México, Uruguay, Chile y Colombia aprobaron el cultivo y el uso medicinal del cannabis. Si hablamos de nuestro país, recientemente el Ejecutivo de Chubut, promulgó una ley por la cual se incorpora el aceite de cannabis al vademécum de la salud pública para el tratamiento del "síndrome de Dravet", más conocido como epilepsia.
Con este avance, muchas familias que utilizan cannabis reclaman una ley nacional que legalice el uso del cannabis, y comenzó a debatirse el tema en el Poder Legislativo de muchas provincias. Una de ella fue Jujuy, donde la comisión de Salud recibió a usuarios de cannabis y en aquel momento además este mismo grupo anunció la realización de un seminario -para conocer más sobre su uso medicinal- , que tuvo lugar este fin de semana en el hotel "Termas de Reyes".
El encuentro generó una gran repercusión y congregó a decenas de profesionales de diferentes ramas, usuarios de cannabis y pacientes que frente a los síntomas de algunas patologías, buscaron mayor información para considerar su futuro uso.
En especial, quienes pusieron su voz en alto en el seminario, fueron las madres de niños con epilepsia refactaria que comentaron a El Tribuno de Jujuy que sus hijos, gracias a la administración de algunas gotas del aceite de cannabis, dejaron de convulsivar y comenzaron a vivir una vida más digna. Sin embargo, todas ellas también viven con inseguridades, porque además de pagar altísimos costos para importar el aceite, lo más peligroso que tiene la utilización de la sustancia, es que la Justicia pueda considerar que se está cometiendo un delito cuando en realidad lo usan de manera terapéutica para sus hijos.
Durante el seminario, el disertante principal fue Carlos Laje, médico que expuso sobre el cannabis medicinal. El oftalmólogo que brinda atención en una clínica de marihuana en Córdoba, dio a conocer que el cannabis es un medicamento "que regula y equilibra" el organismo.
Laje explicó que la sustancia es usada de manera internacional en toda patología vinculada al dolor y especialmente, en epilepsias refractarias en los niños. También hay grandes avances que indican sus beneficios para la depresión y ansiedad.
En cuanto a experiencias científicas, Carlos Laje explicó que -aunque en Argentina es ilegal- existen numerosas evidencias a nivel internacional de su uso para mejorar el estado de pacientes. En cuanto a las experiencias clínicas y empíricas, Laje aseguró que está comprobado que numerosos usuarios mejoraron notablemente su salud luego de hacer uso del cannabis. Sobre su legalidad en el país, el médico opinó que sólo existe una "demora" legislativa y ejecutiva para sancionar la legalidad del medicamento, porque si se compara con la normativa vigente en otros países, la de Argentina se encuentra sumamente atrasada en esta temática. "La presión de las mamás que sufren las convulsiones de sus hijos, seguramente va a generar que los legisladores nacionales, provinciales o municipales, entiendan que se puede regular escalonadamente el uso del cannabis medicinal", opinó Laje.

Usos de la planta

Al mencionar a la marihuana muchos imaginan directamente la planta, pero su uso medicinal lleva un proceso. En su forma más común, los usuarios transfieren las propiedades de la plata, es decir la resina, en aceite de oliva mediante dilución. Sin embargo la resina también puede transformarse en cremas para la artritis, o realizarse extractos con alcohol. También pueden crearse vaporizadores con ella, muy utilizada en Estados Unidos. "Al ser una planta que se diluye en el aceite de oliva, es algo natural, que baja muchísimo lo que tiene que ver con efectos adversos de esa molécula que ingresamos al cuerpo", dijo Laje al negar posibles conducencias negativas en su uso. Por el momento, el aceite medicinal llega a la Argentina mediante la importación trámite excesivamente costoso y que demora demasiado tiempo en concretarse. Asimismo, puede conseguirse se manera directa contactando a los cultivadores, cuyo trabajo no está regulado por la ley.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...