El presidente Mauricio Macri tuvo una "buena reunión" con el papa Francisco en el Vaticano, a quien calificó como "un líder moral" y con quien tuvo "una charla larga (de una hora de duración) sobre lo que pasa en la Argentina y el mundo"; incluida la "preocupación compartida por la pobreza", tras la que el Pontífice animó al mandatario a seguir "adelante".
Cada uno se sentó a cada lado del escritorio de la sobria habitación en la que durante casi una hora Macri pudo escuchar las opiniones del Pontífice e intercambiaron puntos de vista sobre la agenda nacional e internacional.
En el segundo encuentro entre ambos en el año, y el cuarto desde que Francisco es Papa, tuvieron "una larga charla sobre lo que pasa en la Argentina y lo que está pasando en el mundo. Compartimos las preocupaciones como dos personas que hablan por teléfono e intercambian visiones", apuntó Macri.
"Siempre es positivo encontrarse con él y confirmar que para mí, siempre fue un líder moral", repasó Macri en la conferencia de prensa que dió luego en la embajada argentina ante la Santa Sede.
Del encuentro participó la "familia ampliada" del mandatario: su esposa Juliana Awada, la hija de ambos Antonia; la hija mayor de Macri, Agustina, y Valentina, la hija del matrimonio anterior de la Primera Dama.
"Vine con una agenda de temas que quería compartir. Traje un montón de información sobre lo que hicimos estos meses, de las percepciones que tengo y quería saber sus opiniones. Fue muy útil", agregó Macri.
El Presidente, además, contó que le llevó al Papa "los planos de las obras que estamos realizando en el país, pero Francisco se reveló como un ingeniero, ya que preguntaba con precisión sobre los detalles, de obras como la Hidrovía y el Pan Belgrano", por ejemplo.
En esa línea, según narró luego el mandatario, la reunión tuvo pasajes con temas tanto nacionales como internacionales, de la lucha contra la pobreza y el narcotráfico en el país hasta la paz en el mundo y el cambio climático.
"Fue una buena reunión, como estimo que siempre hemos tenido, como dos personas que nos conocemos hace mucho tiempo. Hablamos de los indicadores de pobreza en la Argentina, una verdad compartida, aceptada ahora con los números del Indec, y que nos convoca a una tarea enorme en la que no tenemos que perder un segundo", aseveró Macri.

Reconocimiento del Papa
En ese marco, durante la reunión que fue bien recibida en toda la comitiva de Gobierno, el papa Francisco elogió "fuertemente" la tarea que vienen desarrollando la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.
"Hablamos de la preocupación compartida sobre la pobreza y la necesidad de generar trabajo, educación, capacitación, y de volver a convocar a todos a la cultura del encuentro. Le mostré la enorme asistencia social que desplegamos en 10 meses, aumentando lo que había, y coincidimos en que el asistencialismo debe ser transitorio porque, sino, condena a mucha gente a la frustración", explicó el Presidente.
Otros temas de interés
También la batalla contra el narcotráfico estuvo en la agenda. "Me reiteró que es una batalla en la que no hay que ceder y que la frontera es el primer paso", afirmó Macri.
Además de la realidad argentina, los dos jefes de Estado tocaron las preocupaciones comunes por el mundo, entre ellas "la agenda por la paz", frente a la que el Pontífice transmitió su "preocupación", refiriéndose a Colombia, tema al que Macri calificó como "el conflicto que se siente más cercano para los argentinos" y para el que tanto él como Francisco esperan "un proceso de paz consolidado".
También formó parte de la agenda la preocupación común por el cambio climático, destacando el éxito de las últimas licitaciones para avanzar en la instalación de energías renovables en el país.
Visita papal a Argentina
Macri destacó que el papa Francisco "es una persona sabia" y señaló que "va a saber cuál es el momento indicado" para realizar una visita a la Argentina, algo que fue descartado para el año 2017.
"No hablamos de cuándo va a venir. Me pareció que su comunicado había sido claro. Él sabe que todos queremos que venga lo antes posible", sostuvo el mandatario en referencia a la decisión del sumo pontífice de no viajar a la Argentina en 2017, comunicada semanas atrás. El Presidente resaltó que en la Argentina "todos esperan esa visita" y señaló que en el momento en el que se lleve a cabo "van a ser unos días increíbles para todos los argentinos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...