EN VIVO

"El Matutino", el magazine de El Tribuno de Jujuy.

El tercer domingo de peregrinación hacia el Santuario de la Virgen de Río Blanco se concretó ayer, fue dedicado a la oración por los enfermos y a las madres que festejaron su día. Encabezó la celebración el obispo Pedro Olmedo de la Prelatura de Humahuaca que llamó a los fieles a acompañar a quienes padecen tanto "enfermedades como heridas en el corazón", escuchando las necesidades del otro, como lo hizo el nuevo santo argentino, el Cura Brochero.
Como se acostumbra, ayer la Virgen y los enfermos llegaron al santuario en vehículos debido a algunos impedimentos físicos. Otros aprovecharon el Día de la Madre para caminar hasta el Santuario en familia y marcharon en medio del sofocante calor de la jornada.
La misa de los peregrinos comenzó cerca de las 9, fue encabezada por el obispo Olmedo, el rector del santuario Héctor Barrera y el padre Santos Gutiérrez de la Pastoral de la Salud.
Al iniciarse la celebración religiosa, ingresaron al altar dos imágenes significativas para la jornada. La de Santa Teresa de Calcuta, reconocida por su solidaridad hacia los enfermos y más necesitados; y la del cura Brochero, quien ayer horas antes de iniciarse la celebración en Río Blanco, era canonizado en Roma.
Minutos más tarde y en medio de un importante operativo por parte de los servidores y servicios de salud para resguardar a los presentes en medio del clima abrasador, el obispo Olmedo inició la homilía.
Indicó que los fieles deben esforzarse para atender cada día las necesidades de los enfermos y de los que pueden permanecer "heridos del corazón", con quienes se debe tener prioridad, dijo Olmedo.
Ávido caminante de la Puna, el obispo Olmedo hizo mención además a la situación de enfermos del interior de la provincia. Aseguró que quienes no cuentan con obras sociales, sobre todo en las zonas rurales, son los que se encuentran en mayor estado de vulnerabilidad y deben aguardar largas horas por turnos en los hospitales. A veces también sufren por derivaciones que demoran en concretarse y por problemas de accesibilidad, explicó el sacerdote, y llamó a la comunidad a trabajar para aligerar estos inconvenientes.
Sobre el acompañamiento, el sacerdote resaltó que "el cariño cura más enfermedades que los remedios" e instó a los fieles a acercarse a los más necesitados para colaborar con sus problemas.
El prelado además recordó el Día de la Madre, y resaltó especialmente el rol de las madres solteras al guiar una familia. "El amor de Dios se parece mucho al amor de una madre", comparó el obispo durante la misa.
Para concluir su reflexión, el sacerdote recordó además que el cura Brochero se convirtió en santo y llamó a los fieles a tomar su ejemplo de anuncio explícito del Evangelio y de su lucha por una vida digna para la comunidad de las sierras. "No tuvo miedo a la enfermedad, llegó a contagiarse lepra para atender a los enfermos y es un ejemplo para todos nosotros", resaltó Olmedo.
Luego madres y algunos presentes que padecen enfermedades se dirigieron al altar y obsequiaron ramos de rosas a la Virgen del Rosario.
El padre Héctor Barrera leyó posteriormente un mensaje del obispo Daniel Fernández que viajó hasta Roma para presenciar la beatificación de Brochero.
En presencia también de Nuestra Señora de la Candelaria (Humahuaca), los sacerdotes recorrieron el predio junto al Santísimo Sacramento y bendijeron a todos los presentes.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...