La ONU estimó el miércoles que los equipos encargados de encaminar la ayuda en Alepo necesitaban que los combates se detuvieran "al menos 48 horas", según el portavoz de Ocha, la Oficina de las Naciones Unidas para la Ayuda Humanitaria, Jens Laerke.
Desde hace varias semanas, llueven las críticas internacionales sobre Moscú. Los occidentales denuncian "crímenes de guerra" en un contexto en el que los bombardeos extremadamente violentos, lanzados el 22 de septiembre, dejaron cientos de civiles muertos y destruyeron infraestructuras, sobre todo hospitales.
Los 28 países de la UE, reunidos el jueves en Bruselas, estudiaban "todas las opciones, incluidas nuevas sanciones" contra "los apoyos del régimen".
La primera ministra británica, Theresa May, instó por su parte a responder de forma "fuerte y unida" frente "a la agresión rusa" en Siria.
Antigua capital económica de Siria, Alepo se convirtió en uno de los símbolos de la guerra que está destruyendo el país desde 2011. La ciudad está dividida desde 2012 entre el lado oeste, cercano al gobierno, y el otro lado, controlado por los insurgentes.
Situados principalmente cerca de escuelas y mezquitas, los puntos de entrada de los corredores humanitarios para la evacuación de la ciudad serán vigilados por drones, según el ejército ruso.
Empleados de la misión de las Naciones Unidas y voluntarios de la Media Luna Roja de Siria ayudarán durante la evacuación de civiles y los acompañarán a lo largo de todo el trayecto desde Alepo, dijo el ejército ruso.
La sección oriental de Alepo, controlada por grupos rebeldes, se encuentra totalmente cercada desde el pasado 7 de julio, lo que ha hecho que a partir de entonces sea imposible aportar cualquier tipo de ayuda humanitaria a los decenas de miles de civiles que allí se encuentra.
La ONU estima que hay más de doscientas personas, entre heridos en los ataques y enfermos graves, que necesitan ser evacuadas de manera urgente de Alepo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...