"La Oficina Anticorrupción ha sido reconocida como querellante en una denuncia que trajeron distintos vocales de Valle Grande respecto del fraude a la administración por un millón de pesos en los primeros cuatro meses de este año", indicó el fiscal Joaquín Millón Quintana.
"La operatoria era la siguiente: se presentaban distintas autoridades de Valle Grande requiriendo el pago de fondos para luego pagar sueldos, no obstante que la Provincia transfería esos fondos, no se pagaban los sueldos debidamente y esto implicó un fraude millonario", agregó el funcionario.
"Desde la Oficina Anticorrupción requerimos los antecedentes necesarios ya que esto se viene realizando desde hace tiempo atrás", remarcó Millón Quintana.
Con relación al tiempo de permanencia en el cargo por parte de René Tolaba, señaló que "uno de los denunciantes Oscar Jara, exvocal de esa localidad, ya había realizado una denuncia penal en contra de este funcionario por las mismas razones en la Justicia, en la Defensoría del Pueblo y otros organismos en el 2007".
"Lamentablemente las denuncias no prosperaron pero nosotros dimos pronta respuesta, a tal punto que estuvimos en Valle Grande por este fraude y por algunas situaciones de violencia, por esa razón es que nos presentamos en la Justicia, no sólo solicitando ser querellantes sino pidiendo al juez un pronto despacho".
En relación a la presencia de Marcos Lino Santos vocal 1§, Pedro Enrique Álvarez vocal secretario y a Oscar Jara exvocal, manifestó que "realizaron la ampliación de denuncias por las continuas irregularidades que sufren los trabajadores municipales de esa localidad en relación al pago de los sueldos, sabemos que el Gobierno depositó la plata de los sueldos el día 6 y recién le abonaron el día 15, será alguna de las causas que deberá responder Tolaba".
El funcionario remarcó las dificultades que tienen los empleados en el cobro del sueldo "tanto antes de la denuncia, como después y no exactamente vinculado con este fraude del cual estamos hablando".
Para finalizar Millón Quintana dijo que "ahora que somos querellantes vamos a pedir el desafuero de este funcionario".
Al hacer uso de la palabra Marcos Santos recordó que está tomado el municipio por parte de los empleados como consecuencia en la irregularidad de los sueldos al haber tomado estado público los "manejos" realizados por el comisionado Tolaba.
También se refirió a las amenazas que viene sufriendo desde que realizó estas denuncias, "yo no tengo miedo pero estoy muy preocupado por mis hijas que estudian en Libertador, si algo les pasa el único responsable es el señor Tolaba y las personas que lo secundan en esto".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...