Varias decenas de inmigrantes internados en un centro de retención de extranjeros en situación irregular en España culminaron ayer una huelga de hambre iniciada en la víspera por sus condiciones de reclusión, foco de controversia en las últimas semanas.
La protesta se inició el domingo a media tarde cuando "68 internos se negaron a entrar en el comedor ni a sus habitaciones" y culminó ayer al mediodía cuando sólo quedaban unos 40 reclusos en huelga, explicó un portavoz de la policía.
Los internos, en su mayoría argelinos, habían pasado la noche arropados con mantas en el patio de este centro ubicado en las afueras de Barcelona (noreste), explicó.
Con esta huelga, los internos reclaman "ser puestos en libertad", explicó el abogado Andrés García Berrio, que se reunió con ellos en representación de la asociación "Cerremos los CIE" (Centros de internamiento de extranjeros).
La semana anterior, unos 40 inmigrantes se amotinaron en un centro de retención de extranjeros en Madrid en protesta por sus condiciones de internamiento.
Los retenidos subieron a la azotea del edificio, desde donde gritaron "libertad" en español y desplegaron un inmenso cartel con esa palabra.
En agosto, quince internos de ese centro intentaron sin éxito fugarse y a principios de octubre, 67 migrantes consiguieron huir de otra instalación similar en Murcia (sureste).
Numerosas organizaciones de ayuda a los inmigrantes y partidos de izquierda en España denuncian la vulneración de derechos de los internos y reclaman el cierre de estos centros, donde recluyen a extranjeros sin permiso de residencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...