Las sociedades que necesitan realimentarse diariamente con impactos cada vez más fuertes, sin lugar a dudas, muestran un lado enfermo de su ansiedad. Ya no se trata del ilustre tábano socrático que picaba el lomo del caballo para mantener a la gente despierta (máxima que el periodista Natalio Botana había adoptado como lema del desparecido diario Crítica). Se trata casi de la adicción a una droga que la sociedad parece necesitar en dosis cada vez más fuertes, para sentirse viva. Y los gobiernos, y las dirigencias en general, atrapadas en sus propias urgencias, son los mercaderes que suministran esa cuota del estupefaciente a la gente. El riesgo, como con toda droga, es que el efecto final, o bien narcotice a todos hasta adormecerlos, y bien, les genere un universo virtual, que fomente la vida en una realidad falsa. El mecanismo que se utiliza, para empezar, es simplemente introducir en el mundo de la comunicación, una cadena ascendente de exageraciones, que se van apartando de la realidad.

Desde afuera

Desde el nivel internacional llegó la noticia de que el Papa Francisco no vendrá a la Argentina el año 2017. El pueblo argentino lamentó profundamente el anuncio, pero recogió el desafío del jefe de la Iglesia de "ponerse la Patria al hombro". Las justificaciones del Santo Padre fueron su recargada agenda de viajes y compromisos. Una exageración diplomática que no alcanzó a justificar la razón real: el Jefe de Estado Vaticano, eligió esta vez alejarse de las complejas vicisitudes y altibajos argentinos en un año electoral de singular trascendencia. Francisco había exagerado su respaldo a la presidente anterior y su desafecto al actual mandatario. Y ahora, la distancia, quizás recomponga este costado político de su ecuménica presencia. En el Ecuador, el presidente Correa, cumplió con un demorado gesto de amistad para con la expresidente Cristina Elisabet Fernández de Kirchner, al entregarle nada menos que la condecoración "Manuela Sáez" (Manuela Sáez Aizpuru, quiteña, compañera de Simón Bolívar, 1795/1856, heroína de la independencia americana y precursora del feminismo en el continente). Exageró Correa al decir que CEFK "inició un proceso virtuoso en la región", justo cuando la ex jefa de estado enfrenta una situación judicial inédita en el continente. Ella exageró al devolver atenciones, coincidiendo con Correa respecto a la existencia de un Plan Cóndor actual (sanguinaria asociación de gobiernos de facto del cono sur del siglo pasado). Exageró el embajador argentino, el cordobés Luis Juez, al decir que CEFK no reúne los requisitos éticos y morales para recibir tal condecoración. La exageración mereció el tirón de orejas diplomático desde la Cancillería Argentina. Un circuito de exageraciones tan innecesario como lamentable.

Adentro también

Para no ser menos, En Argentina se siguen sucediendo las exageraciones. El presidente de la Nación dio a conocer las cifras de la pobreza. Eso no parece una ninguna exageración: que hoy ese índice elaborado por el INDEC, reconoce que uno de cada tres argentinos es pobre, el 32.2%, y lo más duro, que hay un 6.3% de población en la indigencia. La exageración, el uso deplorable de estos datos vino después: el macrismo cree, o quiere hacer creer, que esa amargura se debe íntegramente a las políticas de ocultamiento de datos, y exageración de subsidios y planes sociales clientelares de la década de los bolsones. Los K residuales, como Axel Kiccilof echan toda la culpa al gobierno de Cambiemos: "son una fábrica de pobreza dijo, con devaluaciones, tarifazos, desempleo y transferencias de fondos a fondos buitres, sojeros, petroleros y mineros". Y en un intento de exculpar la era K, cerróexagerando al decir que la forma de medir, sobreestimó la pobreza entre 10 y 15 puntos. Como se ve, los dos bandos, tienen, al menos, el 50% de razón. Pero en las exageraciones de ambos, naufraga la posibilidad de reconocer con precisión las fortalezas, las debilidades (y las aberraciones) de cada gestión. El gobernador de Jujuy, aprovechó la pelota que le quedó picando en la puerta del área, y como se sabe, frente a un arco sin arquero, y disparó: "la pobreza en Jujuy es del 42%" dijo, "un diez por ciento sobre la media nacional". Y agregó que "se está trabajando para conocer más datos", que permitirán además de precisiones, esquivar lo que desde el exoficialismo ya criticaron como otra exageración de GM. Sin embargo, hay datos estremecedores: las últimas cifras de los equipos de investigación social de EQUIS, referida solamente a menores de 14 años señala que en Jujuy, tendría una población de 120 mil niños pobres y más de 42 mil niños indigentes. Los datos deben ser actualizados, pero, una provincia con una deuda de más de 2 mil millones y un déficit mensual de más de 300, obviamente no necesita de más exageraciones ni del gobierno ni de la oposición, para mostrar uno de sus costados más dolorosos.

"Nueva Santa Cruz"

Otros temas que se ven afectados por las exageraciones –como si hiciera falta eso para mostrar el calibre de los errores- siguen siendo la intención de captura política de los jefes territoriales. El gobierno nacional casi tiene controlados a todos los gobernadores provinciales. Algunos lejanos como el socialista santafesino Lifschtiz o la santacruceña Kirchner. Los propios como Larreta y Vidal totalmente disciplinados y los asociados cada vez más dentro de la casa como el radical Gerardo Morales. (Contó la prensa porteña que –exultante- en una reunión con macristas en el Club Huracán GM llegó a gritar "¡Viva Cambiemos!", para alegría de Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta y sorpresa de los casi 400 radicales presentes). Quizás su felicidad provenía del nuevo mote de "La Nueva Santa Cruz" que los especialistas de ASAP, Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera, le colgaron a Jujuy detrás de las muy favorables asignaciones en el presupuesto 2017.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, tuvo una exageración imperdonable en él, hombre lúcido y prolijo si los hay dentro del gabinete, cuando dijo a la prensa que "por primera vez" un gobierno nacional reunía para un diálogo directo a los intendentes del país. Lo hizo el presidente de facto Jorge Videla, en un multitudinario encuentro organizado por el entonces ministro del Interior Albano Harguindeguy, en el teatro San Martín de Buenos Aires. En este caso, el objetivo era quizás mostrar un rasgo de humanidad y sensibilidad que jamás fructificó. Cristina Kirchner lo hizo varias veces en su ánimo de someterlos a través de promesas de transferencias de fondos directas, y de paso para presionar y "ningunear" a los gobernadores propios y ajenos. El exagerado desorden de su gabinete le impidió cosechar frutos de esa jugada. Y ese exagerado afán de algunos por creer que muchas cosas se hacen "por primera vez", como si la historia comenzase cuando ellos llegan, al comprarlo con otros anteriores, termina por restarle valor al hecho que quieren destacar. El macrismo no fue ni primero ni original: su "inédito" encuentro, fue una forma un tanto torpe de mostrar un trato sin preferencias, y una implícita presión que los jefes comunales trasladarán a sus gobernadores: "apoyen al gobierno nacional, en sus proyectos, en sus decisiones, en la aprobación del presupuesto que ya está en el Congreso, y lloverán obras públicas y fondos para vivir mejor". Precisamente en ese encuentro, donde los intendentes jujeños acudieron en masa, igual que a todos anteriores, no se permitió el acceso a la prensa, y la información y las imágenes las suministró el estado nacional. Una exageración del celo oficialista por cuidar una privacidad absurda. Como contrapartida, se conoció otra decisión que conlleva una suerte de exageración: la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, presentó un protocolo para proteger periodistas que consideren que por sus tareas pueden estar en riesgo su salud, su vida, su patrimonio, los de su familia o terceros. Se asegura confidencialidad y se informó que se creará una comisión (FOPEA Y ADEPA), que analizará las solicitudes de los periodistas. Aparece absurdo. Ridículo. Tal vez sea una devolución del gobierno a la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas, que en su declaración semestral aseguró que "se está terminando la etapa más oscura para el periodismo desde 1983". Todo innecesario y exagerado. Si los organismos del estado de derecho funcionan como corresponde, (fuerzas de seguridad, justicia y parlamentos, etc.), esta especie de exagerada adulación a la prensa no tiene razón de ser.

Y por casa...

Jujuy tiene lo suyo y exclusivo. Algunos legisladores con manifiesta buena intención, están por estas horas detrás de la legislación de tolerancia cero para el consumo de alcohol. Parecen no haber entendido que laexageración extrema nunca puede aplicarse, ya que precisamente por ser una exageración, nace muerta. "Los motociclistas que no llevan casco no podrán circular", "no se les venderá combustible", entre tantos otros, son ejemplos de la anomia de una sociedad enferma de exceso de reglamentarismo. Se trata de reglas, leyes y normas sociales que se han degradado tanto que ya nadie las cumple y el estado no es capaz de hacerlas respetar. El claro ejemplo reciente fue la ley de nocturnidad, que debió corregir la exageración del cierre de espectáculos nocturnos a las 4 de la mañana. El voluntarismo no garantiza éxito. El apresuramiento tampoco. La primera corrección debió ser vetada por el gobernador y el segundo intento todavía deja zonas a mejorar. Pero la tolerancia cero en el consumo de alcohol, impedirá que cualquier persona cualquiera participe de una comida familiar o de negocios, o festeje un cumpleaños, concurra a un evento social, y pueda disfrutar de un brindis dentro de los límites del recato y la normalidad. Y además, no habrá gobierno capaz de hacer efectivo el control de tamaña exageración. Las leyes deben crearse interpretando la realidad, y marcarle límites y ser inflexibles en su cumplimiento. Pero no se puede crear una realidad por ley.

"Lopecito"

Pasado mañana llegará a Jujuy, José López, exsecretario de Obras Públicas de la Nación, el hombre de los bolsones con millones de dólares en el convento. Citado por la Justicia jujeña, deberá comparecer ante el fiscal de investigación Gustavo Araya quien lo impondrá de la imputación por "fraude a la administración pública y abuso de poder". Sería responsable de la entrega de millonarias sumas a los municipios de Humahuaca y Calilegua, sin los controles debidos, para obras que jamás comenzaron. López debería designar abogado defensor, o el estado le proveerá uno, y quiere podrá prestar declaración y si lo desea, puede prender el ventilador desde Jujuy. Algunos creyeron ver una exageración en el procedimiento judicial, no exento del imaginable revuelo periodístico y sus correspondientes réditos mediáticos y políticos. Podría haberse resuelto con el viaje de los fiscales a Comodoro Py o una teleconferencia, dicen. Otros, reivindican el respeto hacia la justicia provinciana, al aceptarse a su legítimo requerimiento. En esta causa, que originó el Fiscal de Estado Mariano Miranda en febrero más la querella adhesiva de la oficina anticorrupción de Joaquín Quintana Millón, reaparecerán los nombres de Milagro Amalia Ángela Sala de Noro, y las gestiones del exgobernador Eduardo Fellner, su ministro de Infraestructura Luis Cosentini, el exdirectorio del IVUJ que presidía Lucio Abregú, entre otros, y se espera que así como aparecen los municipios de Humahuaca y Calilegua, se conozca a todos los responsables de las demás municipalidades de toda la provincia, que también participaron de esa matriz ilegal que permitió el desvío de fondos hacia destinos todavía desconocidos. El ministro de seguridad de Jujuy Ekel Meyer, coordinó con el juez federal Daniel Rafecas el traslado de López y se deberá hacer cargo de la seguridad del encartado, junto a Gendarmería, Policía de Jujuy y Servicio Penitenciario local. Quizás en este caso, sea el uno donde toda exageraciónen los recaudos, no merezca críticas ni observaciones.

Otras exageraciones

Otras exageraciones son las defensas de lo indefendible. Mauricio Macri con hidalguía y valor, comenzó a hacerse cargo de su gestión. Dijo que los nuevos datos del INDEC "son el punto de partida desde el cual acepto ser evaluado". ¿Cuál será el del Gobernador de Jujuy? Hasta ahora, casi todos los males son herencia, lo que es cierto, pero hay situaciones de áreas que siguen paradas en salud y educación, personal que está sin cobrar desde hace meses, renuncias masivas de médicos de guardia por bajos salarios (no fueron atendidos y desde el gobierno dijeron que las renuncias "no se presentaron formalmente", desacreditan las denuncias, aclararon que son"apenas" 25 de 115 los que renuncian y que "en la próxima semana" analizarán el tema); durísimos cuestionamientos de estudiantes, padres y docentes al Ente Autárquico de la Fiesta de los Estudiantes, (que llegaron a la legislatura en la voz de la diputada Alejandra Cejas que exigió investigar las denuncias, conocer las razones de fallidos convenios previos, los montos de los presupuestos y recaudaciones de la FNE y los gastos); doscientos vehículos nuevos para la policía que juntan tierra desde hace casi tres meses en un tinglado, (se dijo que esperan cámaras de tv para ser instaladas) como sin esas cámaras no pudieran patrullar y mostrarse en las sufridas calles de la provincia, al menos como un signo de presencia policial). Se ignoran los reclamos, se justifican errores groseros, se tolera la soberbia o se ensayan explicaciones que agravian la inteligencia y el sentido común de la gente. Quizá no se percataron que esas actitudes terminan menoscabando los importantísimos logros de una gestión que rema contra la corriente. A veces, sacudir el mantel no es síntoma de debilidad, sino capacidad de autocrítica y reacción. Para el 15 el presidente de la UCR Mario Fiad, prepara la convención radical, máximo órgano partidario. Quizás ni los mismos radicales hayan tomado conciencia de la expectativa con que los jujeños esperan ese encuentro. Hoy que son gobierno, cobran trascendencia las resoluciones del cuerpo que puede ratificar rumbos, corregir desaciertos y hasta exigir la extirpación de tumores que traban la marcha de un gobierno, al que los jujeños de cualquier color político, quieren que tenga éxito.

Las últimas noticias del ruedo político cuentan que los avances de la justicia sobre los exfuncionarios de San Pedro de Jujuy, Roberto Manzur, Daniel Abraham y Luis Corrado, desató un nuevo round en la pelea de Julio vs. Julio. Moisés, el ex intendente, cruzó duramente a Bravo, su sucesor, y al gobernador de no tener códigos, de tener un veneno antiperonista y de haber disciplinado a la justicia. En Libertador, reapareció en escena, con ganas de trabajar en política el exintendente Guillermo Capellán-Dicen que ya está reclutando adeptos y punteros para recuperar el protagonismo de otros años. ¿No estarán exagerando?

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estas de acuerdo con las modificaciones de la ley de Educación Sexual Integral?

Importante ahora

cargando...