El senador por la provincia de Buenos Aires y cuñado de Sergio Massa, Sebastián Galmarini, inició una demanda civil por un millón de pesos contra Elisa Carrió por "daño moral", luego de que ésta lo acusó de tener vínculos con el fiscal Julio Novo, procesado por encubrir al narcotráfico, y avivó aún más la disputa política con tintes electoralistas que mantienen el massismo y la diputada, una de las líderes de Cambiemos.
Meses atrás, Carrió acusó a Galmarini de tener, junto a Massa y el kirchnerista Aníbal Fernández, una "íntima vinculación" con el fiscal Novo de San Isidro, recientemente procesado por encubrimiento al narcotráfico, en una causa en la que la diputada de Cambiemos declaró como testigo.
Desde el entorno de Carrió, a su vez, confirmaron que la diputada "no se va a retractar de nada", recordaron que el año pasado fue sobreseída por la Justicia tras una denuncia que realizó Massa, y pidieron "que expliquen en el Frente Renovador la vinculación con Novo, quien tiene decenas de fotos con Massa", algo que según Galmarini se debe a que "todas las fotos que se muestran remiten a actos oficiales".
Por su parte, Galmarini fustigó a Carrió, al afirmar que "está preocupada por lograr cargos en el Gobierno, mientras que Massa está preocupado por temas centrales para la Argentina y la gobernabilidad". Así aludió a la reservada reunión que "Lilita" mantuvo días atrás con la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, para analizar el presupuesto provincial y temas de seguridad.
En el Parlamento, Cambiemos necesita del FR para aprobar leyes vitales para el Gobierno.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...