PALPALÁ (Corresponsal). Estatuas vivientes, tuvieron una notable intervención en la puerta del cine Teatro Altos Hornos Zapla, Walter Javier Cortez presentó un exquisito arlequín veneciano en dorado, como cierre de los talleres de posturización y maquillaje artístico.
Las estatuas vivientes tienen una larga historia en la tradición de teatro callejero europeo y en Palpalá de la mano de Javier Cortes el movimiento artístico, hoy para muchos un oficio, logro el interés desde los más pequeños, en la belleza de esta rama del arte luego de un seminario dictado en la Casa del Bicentenario y la Cultura.
La muestra programada para el sábado desde las 19 se realizó con el artista y tallerista y alumnas, quienes inician sus primeros pasos en el teatro, "la posturización y técnicas de maquillaje artístico se dictó el miércoles con técnicas que aplicaron la noche del sábado.
Roxana Melo, Jefa de Actividades Culturales y Eventos, resaltó la belleza de una disciplina que se desprende del teatro y anticipo que el año entrante se realizaran seminarios y un encuentro provincial de estatuas vivientes.
La presentación de las estatuas vivientes tuvo intervenciones en varios encuentros culturales, dando un marco particular y generando una atmosfera tan cálida como bella, donde el artista reacciona ante la interacción con el público.
El movimiento va cobrando fuerzas en la ciudad, con "El Arlequín Veneciano", una variedad en dorado, una princesita y una damita de la época colonial, las tres obras de los tres artistas, que posaron para este encuentro y para nuestro matutino.
Las estatuas de la ciudad
Javier Cortez comentó que en la ciudad existen 16 estatuas vivientes, cuyo oficio es valorado, no solo por lo que representan artísticamente, "son buenas personas que dedican su tiempo a preparar los trajes y personalizar en cada un personaje que se apodera de ellos mismos, logrando la fascinación de quienes los observan y valoran su trabajo.
"En los seminarios les enseñamos los primeros pasos y con gran satisfacción vemos la aceptación del público a la salida del cine", dijo el artista.
"Con mucha emoción vemos como el artista se entrega al público, diseñando sus trajes, con esquisto gusto, como fue la presentación del "Sombrerero", "el Coya", "El ángel plateado", cada uno es un proyecto, para el que trabajan con gran esmero y pasión"; señaló el artista en conversación con nuestro medio.
En dialogo con El Tribuno de Jujuy, Javier Cortez señaló "ha sido una experiencia maravillosa, abrieron la casa de la cultura para que dicte los talleres, tanto para participar y como para tener conocimiento de este lenguaje mudo con el escaso movimiento con muchos recursos y el contacto con la gente; donde con la acción nosotros reaccionamos, eso es lo que esperamos cuando estamos como estatuas vivientes".
Sobre el oficio destaco "cada personaje hace una mini obra de teatro porque hace una enfrentación con el público que viene, es como romper el hielo o una cuarta pared en el teatro".
El artista palpaleño, estudio teatro, danzas clásicas, árabes, celtas, griego, maquillaje artístico con tecnicaturas latinoamericanas, logrando hoy el reconocimiento del otro lado de la cordillera, por cuanto fue invitado a participar de un encuentro en Santiago de Chile por la Fundación ENTEPOLA (Encuentro de Teatro Popular Latinoamericano), Teatro y Comunidad que convoca a toda Latinoamérica en nuestra provincia.
En la provincia de Córdoba y Santa Fe, estudió y trabajo en "Reconstrucción de movimiento oxidado, "lo que me permitió trabajar con niños con capacidades diferentes y colaborar en la recuperación motriz de adultos", comento.
El 13 de noviembre próximo se presentarán en el Paseo de los Artesanos de esta ciudad, junto a otras actividades fusionadas que se sumarán a las estatuas vivientes en horario a confirmar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...