Los talibanes lanzaron ayer un gran ataque contra Kunduz y tomaron posiciones en el centro de esa ciudad del norte de Afganistán, que hace poco más de un año ya había caído en manos de los insurgentes y que fue liberada por completo una semana después con la ayuda de ataques aéreos de Estados Unidos.
Tras meses de enfrentamientos en los alrededores de Kunduz, ciudad que los talibanes han estado merodeando desde ser expulsados, los insurgentes se lanzaron en la madrugada de ayer desde los cuatro puntos cardinales contra el centro urbano, tomando posiciones en casas de civiles y avanzando durante la noche.
Las fuerzas de seguridad aguantaron la primera embestida y aseguraron que estaban preparadas para soportar el ataque, pero no fue suficiente.
En horas de la tarde, los talibanes alcanzaban desde el oeste y el norte el centro de la ciudad, según confirmó un miembro del Consejo Provincial de Kunduz, Sayed Asadullah Sadat, en declaraciones a la agencia de noticias EFE.
"Cerca de la mitad de la ciudad está ahora bajo control talibán", aseguró Sadat, y añadió que muchos funcionarios y miembros de organizaciones no gubernamentales han salido de la ciudad hacia el aeropuerto, que se halla fuertemente protegido. El portavoz del Ministerio del Interior, Sediq Sediqqi, anunció el envío de fuerzas especiales afganas "para derrotar al grupo terrorista".

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...