El reelecto Presidente del Gobierno de España, el líder conservador Mariano Rajoy, juró ayer su cargo ante el rey Felipe VI en el Palacio de La Zarzuela, tras lo cual comenzará a diseñar su nuevo gabinete, que dará a conocer el jueves próximo.
Con una mano sobre la Carta Magna y otra sobre la Biblia, el dirigente del Partido Popular (PP) se comprometió a "cumplir fielmente las obligaciones como presidente del Gobierno, con lealtad al rey; guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros".
Es la primera vez que el rey Felipe VI, quien fue coronado en 2014, toma juramento a un Presidente del Gobierno, mientras para Rajoy el trámite no es nuevo, puesto que logró revalidar su mandato, igual que lo hicieron sus antecesores.
Tras la firma por parte del monarca del real decreto que designa a Rajoy y la publicación en el Boletín Oficial del Estado, que designa a Rajoy, el político conservador es presidente del Gobierno a todos sus efectos, poniendo fin a más de diez meses de interinidad.
Rajoy hizo historia el pasado sábado al convertirse en el primer presidente del Gobierno investido gracias a la abstención de la principal fuerza de la oposición, el Partido Socialista (Psoe), lo que le permitió ser también el que menos votos en contra recibió de la historia de la democracia.
El dirigente del PP recibió 170 votos a favor del PP, Ciudadanos y Coalición Canaria, y 68 abstenciones, mientras los restante 111 diputados de la oposición de izquierda, algunos socialistas, nacionalistas vascos e independentistas catalanes y vascos votaron en contra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...