-¿Que nos puede decir del malestar existente en la fuerza y las denuncias que se realizan contra el sistema policial en referencia a las horas extras, cobro de las órdenes médicas, estrés laboral y el tema de los suicidios?

Sabemos que existen algunos comentarios en las redes sociales, ahora quien escribe estos mensajes son aquellos malos policías que están sumariados, puedo decir que en la Policía no hay malestar, la mayoría adhiere a la gestión, esta autoconvocatoria no tiene sustento real.

Hoy la gente está trabajando tranquila, pero si de verdad hay malestar están las puertas abiertas para todos, desde el primer día dije que es inclusiva y participativa, queremos corregir todas las cuestiones que el personal considere que están mal.

-También hay serias denuncias en contra de la Dirección General de Bienestar Policial en lo referente al tema de los suicidios ¿Cómo se está trabajando en el tema?

Desde el primer suicidio que ocurrió en la fuerza venimos trabajando, estamos realizando charlas y promocionando las reuniones familiares, la Policía se está involucrando, sabemos que muchas veces la familia tiene sus propios problemas y ahí es donde muchas veces ocurren situaciones que están fuera de nuestro alcance, tenemos propuestos retiros espirituales, brindarle el máximo apoyo a nuestra gente. Yo siempre estoy cuando se producen estos hechos tan graves que nos lastiman, que nos duelen. Este último episodio me golpeó muchísimo Calizaya trabajó conmigo y sé que era una excelente persona, pero ella tenía sus problemas familiares y por eso estamos trabajando con todo el personal que la institución tiene para dar contención.

-Hay un profundo malestar con el tema salarial, falta de pagos por recargos, por horas extras...

Nuevamente se intenta confundir a la sociedad, hoy esta Policía está intentando realizar todo lo posible para cambiar, recibimos una institución mal vista por la sociedad, una Policía golpeada, maltratada, una Policía de manos atadas, que no podía actuar. Hoy estamos entre las policías con mejor sueldo, estamos bien y me atrevo a decir que muy cerca de estar muy bien, con el compromiso del Gobierno de realizar mejoras gradualmente. Muchos de los agentes tienen embargos o créditos que hacen que llegado el momento no cobren casi nada, pero eso es algo que el mismo personal debe tener en cuenta y no responsabilizar a la institución.

-¿Qué pasa con el pago de los adicionales, de los recargos, como son los turnos que cumple el personal policial y cómo cobran?

Si hablamos del pago de los adicionales la Policía como cualquier institución del Estado debe acatar normas y reglamentos, son los dispositivos legales que intentamos solucionar con el ministro Ekel Meyer, ya que todo el ingreso debe pasar por el Tribunal de Cuentas y es ahí donde se produce la demora, así que estamos tratando de agilizar el pago, pero debo aclarar que todos cobran por el trabajo que realizan. Trabajan 24 por 48 y cobran dedicación exclusiva lo que hace que los recargos estén pagados, cobran además riesgo nocturno y se está tramitando que reciban un plus, que no estaría nada mal, hay queja de algunos efectivos que no son designados para adicionales, pero los adicionales podemos decir que es una suerte de premio para el agente responsable, aquel que no falta, que cumple, no podemos asignarles adicionales a esos agentes que faltan, muchas veces sin aviso, que no cumplen, cuando la gente solicita adicionales lo que espera es que se presente el número de efectivos solicitados y son riesgo que no podemos correr.

-Ver al personal policial recorrer la ciudad o en distintas localidades del interior da la sensación de una disciplina sumamente relajada, cuando uno se encuentra con algún efectivo que sólo está atento a su celular, cuando van en pareja y por último ¿cuál es el uniforme de la policía si no hay dos efectivos vestidos iguales?

Realmente ésta es una situación que debemos cambiar y así como usted dice, la Policía no puede seguir brindando una mala imagen, hoy cuando uno se pone firme enseguida dicen que "volvimos al sistema anterior, a una Policía represiva" y lo que nosotros necesitamos es una policía preventiva, lo que necesitamos es que se haga prevención y de esa manera poder combatir los ilícitos. Nosotros estamos trabajando en una planificación operativa por sectores, con móviles en distintos lugares, si la comisaría o dependencia no cuenta con uno, base de inmediato moviliza uno y el tiempo de reacción hoy es de menos de cinco minutos. Hoy no se justifica que el operador le diga "no tengo", hay orden que en todas las dependencias figure el número de teléfono del jefe y el 2do jefe para que le den urgente solución a la gente. Hoy por ejemplo los jefes no pueden desconocer lo que le pasa al personal a su cargo, se debe involucrar y conocer perfectamente todo lo relacionado a sus problemas personales y de trabajo.

-¿Pero qué hay de la disciplina, de eso no me dice nada?

Antes existía la Escuela de Policía y se le brindaba al cadete o aspirante una férrea formación que con la creación del Instituto de Policía cambió, al punto de que no son más cadetes ni aspirantes, son ciudadanos pero ese es un tema que debemos revertir, nosotros hoy tenemos el apoyo de la población y lo que más queremos es el cambio, ser más operativos y seguir mejorando. Sería bueno que hablen estos temas con el director del Instituto de Policía

-¿Es decir que de este tema no vamos a hablar?

Cuando asumí propuse una política de participación y de integración, antes no se podía ni opinar, hoy todos pueden aportar ideas para que lleguen las mejoras, cada mañana la plana mayor se reúne y es allí donde no sólo habla el jefe de Policía, todos aportan ideas y proyectos que se estudian y se analizan entre todos, tenemos una gran cantidad de gente en capacitación, necesitamos brindarle buena atención a los ciudadanos, tampoco basta con el hecho de poner policías, la gente tiene que colaborar realizando las denuncias que correspondan. Hoy hay 360 efectivos en los cursos obligatorios de ascensos, 120 efectivos capacitándose en otras provincias. Además debemos atender 320 detenidos con causas que tenemos en las distintas seccionales. Muchos de los que detenemos, recuperan la libertad y vuelven a robar y los detenemos de nuevo, al igual que el caso de las mecheras los días de pago.

-¿Qué nos puede decir de los policías corruptos que están detenidos y con procesos judiciales y sumarios internos?

Tenemos varios detenidos con causas judiciales, otros con sumarios administrativos que se deben terminar a los efectos de poder darle curso a la cesantía. Tanto al jefe como a los buenos policías les molesta que haya efectivos corruptos dentro de la fuerza, estamos esperando el juicio a los involucrados en el caso de los certificados truchos del Reba, hubo mucha gente damnificada, todas estas cosas nos hacen quedar mal a todos. La política impuesta por esta Jefatura y por el Ministerio de Seguridad es que esa gente se tiene que ir de la Policía.

-¿Cómo es ese tema de que los policías deberán dejar el arma reglamentaria?

Fue una medida tendiente a evitar los hechos que todos conocemos, fue una acción humanitaria que no se consultó a la Jefatura y a la que di de baja en forma inmediata. Debemos trabajar con la familia, darle otro tipo de contención como ya lo dije. Estamos inclusive trabajando bien con la Justicia, de a poco estamos recuperando la confianza porque eso nos permite servir a la comunidad.

-¿Qué pasó con los efectivos de la Seccional de Yala que tuvieron a su cargo la denuncia del vecino de San Pablo en relación a la fiesta donde falleció una menor?

Han sido removidos y están prestando servicios en otras dependencia, en ese caso habrían tenido que hacer un acta contravencional, pero el caso lo tiene la Justicia y hasta que no se expida debemos ser cuidadosos y esperar.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...