El Tribunal en lo Criminal Nº 2 resolvió condenar a la pena de 16 años de prisión a Leandro "Chori" Suárez y Francisco "Pancho" Mansilla y declarando la responsabilidad penal del otro imputado que al momento del hecho era menor de edad, luego de hallarlos coautores materiales y responsables del asesinato de Sergio "Pika" Narbay.
Los jueces Antonio Llermanos (presidente de trámite), Luis Kamada y Carolina Pérez Rojas dispusieron que los inculpados fueran procesados por los delitos de "homicidio simple" y "hurto", previstos en los artículos 79§ y 162§ del Código Penal de la Nación.
En la jornada de ayer se produjeron los alegatos, en los que el fiscal de Cámara, Gustavo Almirón, había solicitado la pena de prisión perpetua para los tres encausados y los acusó por la supuesta coautoría de los delitos de "homicidio calificado por el número de participantes" y "robo calificado por el uso de armas en concurso real".
El fiscal de Cámara había fundamentado el pedido, en primer lugar, por la declaración del menor, "que en un intento de desprenderse de la causa, había culpado a sus amigos, pero en sus prendas de vestir se hallaron restos de sangre compatibles con la de Sergio Narbay".
En tanto que la defensa de "Chori" Suárez, representada por Segundo Soria, había solicitado la absolución por el beneficio de la duda para su defendido. Al tiempo que los defensores de Mansilla, Solís y González solicitaron la absolución lisa y llana.
Los abogados del menor, Arias y Meriles, habían planteado una nulidad de la acusación, que al momento de la disposiciones del fallo resolutivo fue rechazada declarándola "formal y sustancialmente improcedente". Además habían solicitado en sus alegatos la absolución por el beneficio de la duda.
Quedó acreditado que tanto Suárez, Mansilla, el adolescente imputado y un grupo de personas individualizaron a Narbay en proximidades de la intersección de las avenidas Almirante Brown y Azopardo, mientras caminaba junto a su amigo Rodrigo Salinas.
Lo corrieron, lo rodearon y cobardemente le pegaron tantas veces como pudieron. Le asestaron tres puñaladas, pero como los tres llevaban cuchillos (según el relato de algunos testigos), nunca se va a saber cuál de los tres le dio muerte Narbay.
Tanto los agresores como Narbay volvían de ver un partido de Gimnasia y Esgrima que era televisado y el club puso a disposición de los hinchas una pantalla gigante afuera del estadio.
"La bandita" que integraban los procesados salió del estadio provocando desmanes y destrozos y se les atribuiría un episodio en el que un joven fue apuñalado luego de ser despojado de sus pertenencias en la fuente de agua en frente del estadio.
A "Pika" Narbay, "Pancho" Mansillla "se la tenía jurada", era una bronca mutua, pero Mansilla era incapaz de imponerse sólo sobre su "enemigo". Sabía que Narbay era un joven inflexible que no le temía a nada ni a nadie, y para acabar con él, había que atacarlo entre varias perso

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...