El equipo argentino de Copa Davis entrenó ayer nuevamente en el imponente Arena de Zagreb, sin indicios sobre quién será el segundo singlista para abrir la serie el próximo viernes, en la final ante Croacia, donde buscará por primera vez la Ensaladera de Plata.
Allí, en el estadio con capacidad para 15.200 personas, Juan Martín Del Potro, Leonardo Mayer, Federico Delbonis y Guido Pella se entrenaron a las órdenes de los capitanes Daniel Orsanic y Mariano Hood, en la búsqueda de encontrar la mejor puesta a punto para un court que plantea menos dificultades de las que esperaban.
Fue un doble turno con diferentes matices y pruebas, donde Del Potro trabajó con el sparring Marco Trungelitti en una suerte de simulación de Ivo Karlovic, el gigante de 2,11 metros que podría ser el primer rival del mejor tenista argentino, el viernes.
Considerando que, por la altura, el principal arma de Karlovic es el servicio, Trungelitti se paró en el cuadrado de saque para realizar un servicio a altísima velocidad, que "Delpo" debía intentar neutralizar.
Karlovic es una alternativa que Croacia tiene para el segundo singlista, considerando que Marin Cilic (sexto del mundo) es el número uno. La otra variante es Borna Coric, de sólo 20 años que fue operado por una lesión en la rodilla derecha a fines de septiembre y sorprendentemente apareció en la convocatoria del capitán Zeljko Krajan.
Cuando terminó Del Potro apareció el resto del equipo en el court, con Mayer y Delbonis enfocados en el juego de singles, ya que también son alternativas para encarar un partido de esa modalidad durante el fin de semana.
El primer contacto del equipo argentino con el court fue el domingo, cuando notaron que la velocidad de la superficie era inferior a la que esperaban, una buena noticia en definitiva.
El pique de la pelota es lento y parejo en toda la superficie y la velocidad registrada es número 36, lo que significa un rango medio, de acuerdo a las mediciones de la Federación Internacional de Tenis. Menor a 29 es lento, entre 30 y 34 es lento/medio, de 35 a 39 es medio, de 40 a 44 es medio/rápido y más de 45 es rápido. La velocidad del pique era una preocupación que el equipo traía desde la primera ronda en Gdansk, contra Polonia, que había sido más rápida que lo permitido y le valió a la federación polaca el pago de una multa.
En tanto, el azuleño Federico Delbonis, aspirante a ser el segundo singlista, afirmó que "de chico soñaba con vivir ésto, desde que comencé a jugar al tenis. Vivo cada serie con pasión y esta es una más, no siento una presión especial", comentó. "El tenis es un deporte individualista durante todo el año y en ese sentido quiero jugar. Pero entiendo que en la Davis integro un equipo y será el capitán quien elegirá al que sea más conveniente para ir en busca del objetivo", admitió el ''zurdo'', campeón este año en Marrakech, en el segundo título de su carrera. Delbonis practicó con intensidad con el correntino Mayer en la pista central del imponente estadio Arena Zagreb y luego de la sesión, cuando ya anochecía en la ciudad, atendió a la prensa con su habitual buena predisposición y abarcó los temas referidos a la final de la "Ensaladera de Plata". "Cada día me siento mejor. La cancha está realmente muy bien, no tan rápida como esperábamos, supongo que porque más veloz también hubiera sido una complicación para ellos. El equipo está unido y con mucha ilusión, aunque sabemos que Croacia será un rival durísimo", analizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...