El ejército sirio atacó ayer los barrios rebeldes de Alepo y pedía a los insurrectos que abandonaran sus posiciones, una semana después del inicio de la ofensiva del régimen para reconquistar la ciudad.
Pero, pese a las condenas de la ONU y de Estados Unidos, la comunidad internacional se ve cada vez más impotente ante la determinación del régimen de Damasco para reconquistar la totalidad de la segunda ciudad siria, principal frente de este conflicto que ya ha causado más de 300 mil muertos desde 2011.
La aviación del régimen de Bashar al Asad lanzó ayer octavillas con un mensaje y el dibujo de un autobús similar a los que se usaron, tiempo atrás, para transportar a civiles y rebeldes desde las zonas reconquistadas por el ejército.
"A quienes llevan armas, os tendemos la mano. Reservad una plaza antes de que sea demasiado tarde", dice el mensaje. "Permitid que se marchen los civiles que lo deseen, dejad de utilizarlos como rehenes o escudos humanos", agrega.
Las fuerzas de Damasco, que asedian el este de la ciudad desde hace más de cuatro meses, también reclamaron a los insurrectos que distribuyeran comida a los civiles, mientras bombardeaban los barrios rebeldes de Sajur, Masaken Hanano o Sheij Najjar.
Ataques con "Gas cloro"
Varias personas sufrieron ayer síntomas de asfixia por un supuesto bombardeo con gas cloro contra los barrios de Dahrat Auad y Al Qataryi, bajo control rebelde y situados en el este de la ciudad siria de Alepo, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (Osdh).
Según la ONG opositora con sede en Londres, helicópteros castrenses lanzaron en las dos áreas cuatro barriles de explosivos, que contenían esa sustancia.
La Defensa Civil Siria, en tanto, otro grupo ligado a la oposición que desarrolla labores de rescate y propaganda en el conflicto, confirmó el ataque con gases tóxicos en Al Qataryi y Dahrat Auad y señaló que hubo dieciséis personas con síntomas de asfixia, aunque esta información no fue corroborada por ninguna fuente oficial
Por otro lado, el Observatorio, que citó fuentes sanitarias, informó de que seis miembros de una familia -un matrimonio y sus cuatro hijos menores de edad- fallecieron afectados por un bombardeo con gas cloro en el distrito de Al Sajur, también en la parte oriental de la urbe.
Desde el pasado día 15, los ataques se reanudaron en el este de Alepo, cercado por el Ejército y en poder de las milicias islamistas rebeldes, después de tres semanas de interrupción.
La oposición siria está integrada por un amplio, fragmentado y volátil arco de milicias rebeldes que incluyen desde el laico Ejército Libre Sirio (considerado "moderado por Estados Unidos que lo apoya y financia) hasta el Frente Fateh al Sham (ex Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda), pasando por la milicia radical Estado Islámico (EI).

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...