La CGT quedó "satisfecha" por el acuerdo con empresarios para atravesar un verano sin despidos, aunque durante la reunión tripartita dejó en claro su rechazo total al intento por modificar los convenios colectivos de trabajo que propuso la Casa Rosada.
"Satisfechos", fue el calificativo que eligió el integrante del Consejo Directivo de la CGT, el panadero Abel Frutos, acerca de con qué sensación se retiraron los sindicalistas de la segunda reunión por la Producción y el Trabajo.
Los gremialistas reconocieron que no saben qué clase de efectividad tendrá este acuerdo, aunque advirtieron que "es distinto" al que había firmado el presidente Mauricio Macri en mayo pasado con un grupo de empresas para suspender cesantías por 90 días. "Éste lo firmó la CGT también", diferenció Frutos, al marcar distancia con aquel acuerdo "simbólico" que no logró detener los despidos por goteo que se produjeron los meses siguientes.
La idea es evitar que no haya más despidos en los próximos tres meses a la espera de que en marzo se produzca la tan mentada reactivación económica que, no obstante, los popes cegetistas ven cada vez con más pesimismo: consideran que puede llegar a haber un "rebote" en la economía en 2017 pero no ven claro que luego pueda registrarse un crecimiento sostenible.
Por otra parte, los representantes de la central obrera alzaron la voz durante el encuentro con ministros y empresarios al momento de aludir a la iniciativa que promueve el Presidente para "modernizar" los convenios colectivos.
"Se le dijo al Gobierno que eso fue una provocación a los trabajadores", reconstruyó Frutos, luego de que varios de sus colegas denunciaran que el Poder Ejecutivo buscaría con esa iniciativa ir hacia una "flexibilización laboral".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...