Los senadores el bloque del Frente para la Victoria (FPV) determinaron ayer no apoyar el proyecto de ley de Reforma Electoral que impulsa el Poder Ejecutivo "tal como fue aprobado en la Cámara de Diputados", luego de una reunión de más de dos horas con un grupo de gobernadores que se acercaron hasta el Palacio Legislativo.
Al finalizar la reunión, ninguno de los protagonistas del encuentro, que se realizó en las oficinas del bloque desde el mediodía y hasta pasadas las dos de la tarde, salió a hacer declaraciones, excepto el catamarqueño Dalmacio Mera quien, junto con el salteño Rodolfo Urtubey, siempre se mostraron de acuerdo con apoyar la reforma electoral.
El bonaerense Juan Manuel Abal Medina y el santafesino Omar Perotti, con un proyecto propio; así como el jefe del bloque, Miguel Angel Pichetto, estaban de acuerdo en llevar la discusión al recinto.
"Tenemos por delante las Sesiones Extraordinarias. Veremos qué hace la comisión" de Asuntos Constitucionales, dijo Mera cuando se estaba retirando del Senado.
Sin embargo, la unanimidad que expresa el comunicado indica, además, lo que la gran mayoría pretende: que la reforma electoral no avance más allá de la sanción que obtuvo de la Cámara baja.
En ese sentido, primó la idea de Pichetto, de "mantener la cohesión y la unidad" porque eso sería "importante para el peronismo", como expresó el representante de Río Negro.
En ese sentido, ratificaron la "necesidad de que todo el proceso de reforma cuente con el consenso y el acuerdo de las distintas fuerzas políticas, en el marco de un debate profundo que descarte todo tipo de ventajas unilaterales". Por lo pronto, la Comisión de Asuntos Constitucionales comunicó esta tarde la suspensión de la audiencia que estaba prevista para el próximo martes 29 de noviembre, en conjunto con Presupuesto y Hacienda, Justicia y Asuntos Penales y la Banca de la Mujer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...