Al menos cuatro muertos, varios pueblos inundados y viviendas dañadas dejó el huracán Otto a su paso el jueves por el sur de Nicaragua y el norte de Costa Rica, informaron ayer fuentes oficiales.
"Lamentamos la muerte de (cuatro) compatriotas y la desaparición -esperamos que momentánea- de otros", afirmó el presidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís en conferencia de prensa.
El mandatario explicó que las cifras de desaparecidos están fluctuando constantemente, por lo que no es posible tener un dato exacto por el momento.
Luis Guillermo Fonseca, del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), que lleva la estadística oficial sobre víctimas, precisó que dos personas murieron en Bagaces, 96 km al norte de San José, y dos en pueblos fronterizos con Nicaragua.
Upala, uno de los más golpeados por el huracán, sufrió precipitaciones intensas que superaron en seis horas la media de un mes de noviembre normal, según el Instituto Meteorológico Nacional (IMN).
Juan, un desesperado vecino de este poblado, entrevistado por el noticiario Repretel de Canal 6 de TV, relató entre sollozos que su hijo menor había desaparecido cuando el agua arrasó su casa en las cercanías de un río.
Evaluación de daños
El presidente Solís dijo que el gobierno evalúa la situación en muchas otras comunidades que recibieron el impacto de Otto, que estuvo atravesando la región durante casi 16 horas, antes de adentrarse en el Oceano Pacífico convertido en tormenta hacia las 3 locales.
En Nicaragua, se reporta decenas de casas dañadas, caída de árboles y destrucción del tendido eléctrico en varias comunidades a orillas del río San Juan, como San Juan del Norte, el Castillo y San Carlos.
Sin embargo, la reserva forestal Indio Maíz, de 2.639 km2, una de las más importantes de centroamérica habría sufrido el impacto directo del huracán, por lo que se evalúan los daños.
El Ejecutivo nicaragense anunció que está efectuando un balance que daría a conocer en las próximas horas, pero la vocera del gobierno y primera dama Rosario Murillo aseguró que no hubo víctimas que lamentar.
Otto, que se alejaba hacia el océano Pacífico por el noroeste de Costa Rica, tenía vientos máximos sostenidos cerca 110 km/h con ráfagas más altas y se prevé un debilitamiento lento adicional durante las próximas 48 horas.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...