Diego Maradona despidió ayer con profundo dolor al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, al que definió como "un segundo padre" por la relación personal que los unía, y confirmó que viajará a Cuba desde Zagreb (Croacia), donde presencia la final de la Copa Davis, para dar su presente en el funeral.
El astro argentino reconoció que estalló el viernes por la noche "en un llanto infernal" cuando le dieron la noticia y se estremeció al recordar "la emoción que se siente al estar frente a una leyenda como fue Fidel".
Con sensibilidad, Diego evocó que lo vio por última vez hace tres años y que entonces el expresidente cubano le preguntó: "¿me venís a despedir? Me explotaron los ojos de lágrimas, yo no lo iba a despedir para nada, lo iba a ver y lo noté frágil. Nos quedamos hablando durante una hora. El estaba normal pero por momentos se perdía y tenía una mujer que lo ayudaba a recordar algunas cosas".
"Fue como un segundo padre para mí, le debo muchas cosas. Me aconsejaba mucho, me hablaba de mi enfermedad, me decía que no fuera tonto, estaba siempre pendiente de lo que hacía y cada vez que necesitaba algo era el primero en llamarme", agradeció Maradona, que fortaleció su relación con el líder cubano durante su establecimiento en La Habana desde febrero de 2000 hasta marzo de 2004 para recuperarse de un problema de adicción.
"Tuve una relación con Fidel que no sé si muchos deportistas cubanos la tuvieron. Lo llevaré siempre en mi corazón y en la piel, porque lo tengo tatuado (en su pierna izquierda)", reafirmó en diálogo con los medios argentinos en Croacia.
Diego, que asistió ayer al Zagreb Arena con un brazalete negro en señal de luto, confirmó que se quedará en Croacia hasta hoy para ver la final de la Davis y luego tomará "el primer avión hacia Cuba para despedir a un amigo".
En términos políticos, Maradona definió a Castro como "el único Comandante" y no dudó en que "desde el cielo seguirá guiando a los pueblos junto al ''Che'' (Ernesto Guevara) y (Hugo) Chávez".
"Hoy vivimos un momento en el que cualquier político se vende por un par de zapatillas por eso es más terrible esta pérdida. Fidel siempre peleó por lo que pensaba, por sus ideales... Nunca compró votos, puso la cara y tuvo una enorme sensibilidad para con su pueblo y para con todos", distinguió.
Consultado por la conflictiva relación del político con los Estados Unidos, Diego comentó que Fidel "respetaba a los americanos pero estaba enojado porque sentía que no le daban la participación que quería dentro de la ONU".
"Tenía los huevos bien puestos para criticarlos y se anticipaba a todos porque se las sabía todas. Una vez le mostré una foto de (Bill) Clinton y le dije: ''éste es terrible'' y me contestó: ''quedate tranquilo Diego que el que viene (George W. Bush) es peor".
Finalmente, Maradona le exigió respeto a los anticastristas durante el duelo por la pérdida del líder cubano y les advirtió que "festejar una muerte es muy doloroso y penoso, da casi asco".

La despedida en las redes de funcionarios argentinos
Drigentes políticos de distintos partidos manifestaron ayer su conmoción por la muerte de líder cubano Fidel Castro y, aún en las diferencias de opinión sobre su figura, coincidieron en resaltar su liderazgo y que su desaparición física marca el fin de una época.
En Buenos Aires, en tanto, la embajada de Cuba mantenía desde las primeras horas de ayer su bandera a media asta en la residencia del barrio de Belgrano, en señal de duelo en el marco del luto por nueve días dispuesto en La Habana, y recibió decenas de cartas y flores de personas que se acercaron al sitio para dejar su pésame.
Las expresiones en las redes sociales fueron las siguientes:
Marcos Peña, jefe Gabinete: "Fue una parte de nuestra historia" que "marcó tanto el siglo XX como toda la región".
Susana Malcorra, canciller: "Mis condolencias al gobierno y al pueblo de Cuba. Con él se cierra un capítulo importante de la historia latinoamericana".
Carlos Foradori, vicecanciller. Expresó sus condolencias y señaló que "se abre una nueva generación en la política internacional".
Horacio Rodríguez Larreta, jefe gobierno porteño: "El proceso de Castro no fue bueno en términos del bajísimo nivel de desarrollo de Cuba". "Su deceso no cambia nada en términos de implicancia, porque ya venía un proceso de apertura de Cuba al mundo y de empezar a recomponer la relación con Estados Unidos".
Juan Manuel Abal Medina, senador peronista: "Fue un gran impacto" su muerte. Se fue "uno de los grandes líderes de la región con una enorme dimensión" política.
Luis D'Elia, jefe del partido Miles: "Inmenso dolor", manifestó por el deceso y recordó haber tenido "el enorme privilegio de trabajar tres noches con él preparando la cumbre de los pueblos contra el Alca. Viva Fidel!".
Por su parte, Fernando Esteche, jefe de Quebracho: "El mundo es ahora un lugar más terrible. Hasta siempre Comandante Fidel. Gloria eterna".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...