Parecen estar cumpliéndose antiguas profecías que señalaban que para esta época, la humanidad y el planeta en el que vive y viaja por el espacio, comenzarían a sufrir importantes cambios, mutaciones trascendentes, como una forma de preparación hacia un tiempo diferente. Ese nivel de cambios, como se sabe, pueden ser dolorosos y complicados, tanto como inevitables. A nivel global, las nuevas guerras libradas a distancia, mediante computadores, satélites y drones, están destruyendo impiadosamente la parte de la tierra donde nació la civilización. Siria vive un baño de sangre y los países vecinos se desangran con ella. Fenómenos atmosféricos y climáticos como extraños terremotos, huecos que se abren en medio de ciudades, temblores cada vez más seguidos y fuertes se van naturalizando sin prisa y sin pausa. Y los grandes cambios sociales se presentan también con impensada repercusiones. En medio de este panorama, pareciera que la primera víctima de los cataclismos, y los cambios, es la moderación. Y otra característica es que lo que se da en gran escala, también ocurre en pequeña proporción. El republicano Donaldo Trump, comenzó un giro de 180 grados en la conducción y las relaciones del país más poderoso del mundo, y aunque ha suavizado su discurso, nada bueno se avizora en las relaciones entre su imperio, y todo el hemisferio sur y tampoco en la intimidad de su propia nación. Cayeron detrás de su victoria, la medida actitud de los demócratas y su marco referencial más contenedor y conciliador. Hace horas, sacudió al mundo la muerte de Fidel Castro. Se cerró con su último suspiro, el ciclo de los grandes líderes del siglo XX. En lo personal, la historia ya comenzó a absolverlo de los excesos de un gobierno de características tiránicas y dictatoriales. La absolución llega de la mano de la reivindicación de un pueblo sometido a la esclavitud, al que el comunismo castrista o arrancó del analfabetismo, lo dotó de salud y seguridad, y le enseñó la solidaridad con que recibió y recibe estudiantes de todo el mundo (muchos jujeños entre ellos), para convertirlos en profesionales capacitados y humanizados, la misma con que envía brigadas de médicos a país más necesitados que ellos. Ese pueblo convirtió su miseria en pobreza, pero una pobreza con el lustre de la dignidad más encumbrada. La Cuba más moderada de los últimos años, la de los diálogos con Juan Pablo II y con Francisco, del encuentro con Barak Obama, esa pequeña isla ubicada las barbas de la primera potencia económica y guerrera que durante medio siglo intentó asfixiarla con un bloqueo económico genocida, terminó convertida una potencia moral con el calibre de la India de Mahatma Ghandi o la Sudáfrica de Nelson Mandela. La moderación salto por los aires, y qué será del mundo con Trump y sin Fidel, es un apasionante teorema que recién comienza a desarrollarse.

Y por casa..?

En nuestro país, en otros planos, la moderación también va saltando por los aires a medida que se acerca el final del año. El gobierno nacional vino esforzándose desde Diciembre para entablar relaciones cordiales y diplomáticas con la oposición política y con los gobiernos provinciales de signo peronista. En cuestión de horas, el panorama se ensombreció. Los gobernadores del PJ a los que el PRO atendió económicamente con esmero, y les dedicó cierto moderado equilibrio en el reparto de las inversiones en obras públicas, que se habían comprometido a apoyar, finalmente respondieron dándole la espalda a la reforma electoral y el sistema de votación mediante boletas únicas y electrónicas, proyecto acariciado por el macrismo. El PRO y sus aliados acusaron el duro golpe. Y aseguraron que las relaciones no cambiarán, no al menos hasta que esos mismos gobernadores levanten el pulgar a sus legisladores nacionales para que se apruebe el presupuesto 2017 que navega en el Congreso. Después, Dios dirá. Un efecto colateral curioso, es que detrás del fracaso oficial de la reforma electoral, el desperdigado peronismo terminó instalando a Cristina Elisabet Fernández de Kirchner y a su hijo Máximo –queriendo o sin querer- como los ganadores del round. Ellos fueron los primeros y los únicos se habían opuesto terminantemente a la boleta electoral única, mera cuestión política, ya que en la realidad, rechazar el proyecto de plano, sin pensar siquiera en modificarlo o hacerlo gradual, fue retroceder cincuenta años. La traición de los gobernadores, les devolvió varias vidas a madre e hijo, (y a los K duros y a la Cámpora) y los colocó por vía del absurdo, al tope de una jugada de rebotes impredecibles. Tan impredecibles, que hasta quizá comiencen pronto a conocerse desdoblamiento de elecciones, entre la Nación y las provincias donde ya se experimenta con el voto electrónico, como Neuquén, Entre Ríos, la ciudad de Buenos Aires, Salta, entre otras. Jujuy queda fuera del tema ya que siempre se dijo que esta provincia acompañaría el cronograma electoral nacional.

Y la política también

En el terreno puramente partidario, otra moderación que reventó fue la de Sergio Massa. El renovador, tras coquetear un año entre el macrismo y el peronismo, parece haber visto la conveniencia de reinstalar su discurso cuasi demagógico atacando en el peor momento del gobierno nacional con proyectos que endulzan los oídos de la gente y de los gremios, pero que tienen mucho mas de oportunismo que de realidad. Jujuy queda fuera de esta discusión electoral, ya que desde la gestión del Gobernador Morales, sin embargo, en la medida que Sergio Massa se vaya diferenciando cada vez más de los caminos del PRO, alguna repercusión puede comenzar a aparecer entre las estrategias del GM y las que pueda trazar el vicegobernador y referente del massismo en Jujuy, Carlos Haquim, también a la vez, presidente del PJ jujeño. Precisamente, en cercanías de esa conducción se afirma con seguridad que en el 2017 el peronismo irá con listas separadas en todas y cada una de las categorías electorales de Jujuy, quizás no en las nacionales, aunque desde la UCR y del Frente Cambia Jujuy, importantes sectores sueñan con volver a compartir las sábanas en la próxima contienda. Como se ve, el camino por donde va la moderación, se va estrechando cada día más. El peligro entonces, es que se viaja, rápidamente, muy cerca de morder las banquinas.

Peronistas en pugna

Precisamente eso ocurrió en la última semana. Tanto el sector de los peronistas que vienen desde el Frente para la Victoria, como el que responde al massismo, peregrinaron por Buenos Aires en busca de claridad para el futuro. Llamó la atención que el propio Sergio Massa haya tenido que interceder para que Carlos Haquim, visite al presidente del PJ nacional, José Luis Gioja. La reunión fue fallida: el sanjuanino intentó la moderación, habló de una intervención consensuada al PJ de Jujuy, lo que le habría sido rechazado, inclusive en malos términos. El haquimismo no quiere ni oír hablar de dialogar o consensuar nada con quienes habitaron los despachos oficiales hasta diciembre. Horas después los legisladores provinciales Javier Hinojo y Rubén Rivarola y los nacionales peronistas por Jujuy –excepto el exgobernador fellnerista y actual senador Walter Basilio Barrionuevo, llamativamente distante de la delicada situación- expusieron ante el cuerpo de senadores y la conducción partidaria, la extraña situación jujeña. Denunciaron la imposibilidad de la conducción de tener compromisos con tres espacios políticos al mismo tiempo (PJ, Renovadorismo y UCR) y plantearon que el objetivo del desaguisado no sería otro que la desaparición del PJ jujeño, absorbido por otras fuerzas políticas. El senador Miguel Pichetto dejó la instrucción de trasladar el "tema Jujuy" y la probable intervención para el jueves de esta semana, ya en el seno del Partido. Como se ve, en este caso también los moderados, ni siquiera son invitados a opinar. El grupo que viene del Frente para la Victoria va por una intervención normalizadora que termine en un llamado a elecciones sin condicionamientos, pero aún no abrochó a sus argumentos una autocrítica descarnada y real de las razones de la pasada derrota electoral que le refresque la vigencia y le sirva para recuperar los afectos y la energía de los afiliados comunes y corrientes. El grupo instalado en los despachos del peronismo hoy, reitera que cerró sus puertas a los que definen como mariscales de la derrota y creen que el PJ es una "franquicia para negocios personales". El vicegobernador por su parte, fue terminante en cuanto a su posición: "nada ni nadie hará cambiar mi lealtad al gobernador Gerardo Morales, a quien acompañaré hasta el último minuto". Todo esto marca claramente sus diferencias con quienes acompañaron al gobierno de Eduardo Fellner y hasta habla bien de su respeto personal a la palabra empeñada para con su compañero de fórmula. Pero tal vez, en el afán de atacar a un puñado de exfuncionarios esté perdiendo de vista cómo están cayendo estas declaraciones en las decenas de miles de afiliados del Partido Justicialista de Jujuy, que de pronto se ven indirectamente convocados a rendirle pleitesía y a acompañar con lealtad la gestión de quienes fueron los adversarios históricos más enconados del peronismo jujeño. Como se ve, el desorden y la moderación, acá también son demasiado grandes como para ser soslayados. Tan grandes que el tema en cuestión repercutió en la legislatura, donde frente a exposiciones vigorosas de los diputados Alejandra Cejas y Juan Cardozo, quien salió en defensa del peronismo oficialista fue el diputado... ¡Germán Noro! Afiliado peronista, flamante incorporación del bloque peronista que responde al vicegobernador y recientemente desligado del Frente Unidos y Organizados, socio fundamental del fellnerismo en las últimas elecciones. Este jueves, se sabrá finalmente si se impone algún sector, o ninguno. O si de alguna manera se recupera cierto grado de moderación en dichos y hechos.

El caso Sala

El caso Milagro sigue dando que hablar. La señora Estela Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo acompañada por una nutrida comitiva, visitó a la ex diputada en la cárcel y tras exigir que se la libere, adelantó que "viajará por el mundo a hablar de Milagro Sala". No aclaró si tamañas giras serán subvencionadas por el gobierno o con fondos de Abuelas o la Tupac. El sábado estuvo en Jujuy el titular del Parlasur, Jorge Taiana con otra comitiva todavía más numerosa, que encabezaron Daniel Filmus, Eduardo Valdez y Víctor Santa María entre otros, visitando a la jefa tupaquera. Todos repitieron la exigencia de cumplir con la resolución del grupo de trabajo de la ONU de liberar a Sala. En tanto, el Buenos Aires, la policía detuvo a Javier Nieva, hombre clave del entorno de Sala, involucrado en la causa de "Pibes Villeros" y la "Ruta del dinero K". Se conoció extraoficialmente que desde hace bastante tiempo se conocían los movimientos y permanentes viajes vía aérea de Nieva a Salta, y que su detención se apuró ahora, frente a las acciones con las que se comenzó a limpiar el frente "frente judicial" para avanzar más en firme sobre el núcleo de las causas que se ventilan. En ese entendimiento, fueron dejados en libertad algunos implicados como el esposo de Sala, Pedro Raúl Noro y se complicó el status de otros, como "Shakira" Guerrero. Esta semana, posiblemente mañana, Nieva será traído a Jujuy para ser interrogado. Por su parte el gobierno rechazó la posibilidad de liberar a Sala, y envió un duro y completo informe a la ONU explicando las razones legales de su detención. Como sea, el tema parece ido de las manos de los responsables de contenerlo, y ahora, tanto Mauricio Macri como Gerardo Morales, deberán enfrentar la andanada mediática que desde el kirchnerismo/tupaquerismo, se manejó con muchísima más habilidad y precisión, que desde el oficialismo y desde la propia Justicia.

Diciembre golpe la puerta de casa. Y los jujeños, empecinados, seguiremos esperanzados, en que la dirigencia sea capaz de interpretar lo que se espera de ella: hoy, como nunca antes, es que sean capaz de encontrar los caminos de la moderación, tan olvidada y menospreciada por todos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estas de acuerdo con las modificaciones de la ley de Educación Sexual Integral?

Importante ahora

cargando...