Largas filas de cubanos comenzaron a despedir ayer al fallecido líder Fidel Castro en la Plaza de la Revolución de La Habana, convocados también a firmar allí un compromiso con las ideas del expresidente y de dar continuidad al socialismo, en una jornada en que no fueron suspendidas las actividades laborales ni escolares.
Desde las 9 horas (11 de Argentina) se inició el acto con la instalación de las cenizas del exmandatario en el memorial a José Martí en la Plaza de la Revolución, y se extenderá hasta hoy a las 19 horas (las 21 de Argentina), cuando fue convocado "un acto de masas".
Ese será también el momento elegido para que estén presentes las delegaciones internacionales, mandatarios y personalidades que se espera que vayan llegando a Cuba hoy para despedir al comandante, quien en vida pronunció en ese lugar la mayoría de sus célebres y largos discursos.
A lo largo de las dos jornadas, los restos de Fidel Castro -quien en sus últimas voluntades pidió expresamente ser incinerado- permanecerán en el memorial para que la población le dé su último adiós, una convocatoria que se prevé multitudinaria.
Entre las presencias confirmadas está la del rey emérito de España, Juan Carlos, y se da por hecho que acudirán los presidentes de países aliados de Cuba, como los de Venezuela, Nicolás Maduro; Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega; y Ecuador, Rafael Correa.
En las últimas horas también se ha sabido que Rusia estará representada por el presidente de la Duma del Estado o Cámara de Diputados, Viacheslav Volodin, y Grecia por su primer ministro, Alexis Tsipras.
El miércoles 30 de noviembre las cenizas de Fidel Castro comenzarán un periplo por la isla para que todos los cubanos le den su último adiós, un viaje que imitará, a la inversa, el recorrido de la "Caravana de la Libertad", en la que los rebeldes de la Sierra Maestra atravesaron el país desde Santiago de Cuba cuando triunfó la Revolución en 1959.
Los restos del comandante llegarán a Santiago, cuna de la Revolución, el sábado 3 de diciembre, cuando tendrá lugar en la plaza Antonio Maceo otro acto masivo de homenaje a Fidel.
Un cementerio historíco
El cementerio Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, donde desde el domingo próximo descansarán los restos del expresidente Fidel Castro, abunda en mausoleos que son considerados obras de arte y sepulturas de cubanos célebres.
La necrópolis es cercana a la Sierra Maestra, donde Castro libró la guerra de guerrillas que lo llevó en 1959 a la conquista del gobierno de Cuba.
El mausoleo más destacado es el dedicado al prócer José Martí, de 26 metros de altura y 86 de largo, y donde todas las tardes una banda militar toca el himno nacional.
También están sepultados en Santa Ifigenia Carlos Manuel de Céspedes, llamado El Padre de la Patria porque inició la guerra independentista tras liberar a los esclavos, y José Maceo, hermano del guerrero negro Antonio Maceo.
Asimismo, allí está la tumba del músico Compay Segundo, cuyo nombre real era Francisco Repilado Muñoz y en cuyo mausoleo se destaca una guitarra de mármol.
Santa Ifigenia es el primer cementerio utilizado oficialmente en Cuba y fue inaugurado en febrero de 1868.
La urna con las cenizas de Castro será depositada allí el domingo próximo, a las 7.
Santiago de Cuba está situada a 870 kilómetros al este de La Habana. Castro residió allí en su niñez.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...