Vecinos del barrio Cuyaya se quejaron porque los colectivos cortan camino por Patricias Argentinas y toman el puente homónimo, y dejan en espera más de una hora a la gente que espera en las paradas de avenida 19 Abril hasta la vieja terminal. Piden solucionar la ruptura de cañería, arreglar las calles rotas y enfatizar en la limpieza de la calle Álvarez Prado, San Pablo.
"Queremos reclamar por el colectivo que los días de semana cuando es horario, por ejemplo la una no pasa o directamente toma el atajo que viene por el lago de Popeye, y viene al barrio y se va fuera de línea y no quiere levantar a ninguno de los chicos que está yendo para la escuela o la gente a trabajar", afirmó Toconás.
El 44 y el 37 que no va hacia el centro porque circula de Cuyaya a nueva terminal, no tienen frecuencia, y alrededor de las 2 se juntan en el barrio y no circulan, y uno circula colmado. Otro de los vecinos, Miguel Carrizo coincidió y dijo que la empresa Xibi Xibi tiene un extenso atraso en la línea 47.
En este sentido reclamaron a las autoridades controlar las líneas de colectivo mencionadas, ya que si bien lo expresan a los inspectores asumen que no resuelven nada. Reclaman además maltrato de los choferes a la gente mayor. "Acá hay mucha gente mayor que viaja con sus pases y ellos los insultan, los molestan, les dicen: ´¿Para qué quieren colectivos para Cuyaya si todos viajan gratis", precisó Toconás.
Por su parte, María Ester de Carrizo coincidió en el reclamo por el atajo que hace el transporte, "estamos 40 minutos o una hora, no respetan la parada, a veces estamos en avenida Fascio y nos dejan saludando, generalmente es con la gente grande", precisó. Dijo que los domingos sólo pasa el 37 que hace Barrio Norte-
Cuyaya pero la empresa no informa mediante carteles esa zona, y quienes van de visita esperan el 44.
Otro reclamo que expresaron se centraba en la necesidad de que el lavadero ubicado en la esquina de Alvarez Prado y Baldi haga su vereda ya que no solo está totalmente dejada y con maleza sino que no se puede circular por esta, en especial los días de lluvia, y en una de sus veredas está ubicada la parada de colectivo a la que es difícil acceder, y se suma a ellos la circulación de aguas servidas.
En ese sentido reclamaron que el agua viene de la calle de arriba, un asentamiento que no tiene cloacas, por lo que piden al municipio que facilite esa obra para que el agua no circule calle abajo porque se suma al flujo de lluvia. Además explican que no se oponen al asentamiento, que lleva décadas allí, sino que esperan que se les haga un cordón cuneta, en calle San Pablo, y hacia arriba que se coloque iluminación.
En tanto, Elida Machaca explicó que hubo una ruptura de cañerías de agua que esperan que se arregle porque no se sabe por donde pasa y que estaría afectando a una vivienda cercana con humedad. Aclaró que no buscan que la gente del asentamiento se vaya sino que puedan acceder a obras de cloacas antes del verano.
Mientras, María Ester de Carrizo añadió que preocupa las constantes fiestas y ruidos molestos que producen cada fin de semana y puntualizó en una noche en la que no tenían eco las llamadas de varios vecinos, el grupo fue a denunciar a la Seccional 4º donde le dijeron que no se la registraba a menos que lleven un video.
En tanto, Isabel Catalán estimó que hay mucha suciedad, por la falta de cloacas y anticipó que está gestionando para enviar una carta al gobernador y otra a secretaría de Presidencia para mostrar el estado de la zona y pedir obras para el asentamiento, y para pavimento.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...