El ministro turco de Defensa, Fikri Isik, anunció ayer que el muro de 911 kilómetros que su país está construyendo en la frontera con Siria estará terminado en el primer semestre del próximo año.
"Hasta el momento se han construido 268 kilómetros. Aún quedan otros 528", informó Isik en declaraciones emitidas por la televisión CNNTrk.
Durante mucho tiempo, Ankara se encuentra bajo la presión de sus aliados de la OTAN para sellar la frontera con el territorio controlado por el Estado Islámico en Siria, preocupados también por la presencia de la milicia siria kurda YPG, que controla la mayor parte de su frontera siria.
La construcción en este muro fronterizo es para combatir el contrabando y la migración ilegal comenzó en 2014, incluso mientras Turquía tenía una política de fronteras abiertas que ha visto a casi 3 millones de sirios buscar refugio en el país.
Además, el ministro turco afirmó que el despliegue de tanques que su país realizó el martes cerca de la ciudad de Silopi, en las inmediaciones tanto de la frontera con Siria como de la de Irak, fue "una preparación para posibles acontecimientos futuros en la región".
También el funcionario insistió en que esta maniobra, al igual que el muro en la frontera con Siria, son parte de las medidas de seguridad fronteriza de Turquía.
Por su parte, el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, manifestó ayer que su país no quiere "una guerra con Turquía", pero que estará "preparado para ello" si no se puede evitar una confrontación. "Consideraremos a Turquía un enemigo y lo trataremos como tal", agregó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...