La oposición venezolana impuso ayer la condición de una "solución electoral" para continuar el diálogo abierto con el Gobierno de Nicolás Maduro.
"Queremos una solución electoral a la profunda crisis que vive el país, producto de la nefasta política por parte del Gobierno central. Ahí tenemos dos vías que hemos propuesto, la primera es la reactivación del referendo revocatorio, la segunda es el acuerdo para unas elecciones adelantadas", dijo el alcalde opositor Carlos Ocariz.
Durante una conferencia de prensa, el dirigente habló en nombre de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y en su condición de delegado para las conversaciones con el Gobierno.
Representantes de la oposición tuvieron el pasado domingo una reunión con Maduro organizada gracias a la mediación del Papa e impulsada por la Unasur con el respaldo de varias organizaciones internacionales.
La próxima reunión debería llevarse a cabo el próximo 11 de noviembre, pero la MUD fijó una serie de condiciones para retornar a la mesa del diálogo.
Además de la discusión para una "solución electoral", la oposición exige que "en el corto plazo" se celebren los comicios para elegir a los diputados del estado Amazonas que fueron destituidos por un tribunal hace casi un año luego de que la oposición tuviera una victoria contundente.
También aboga por una nueva constitución del Consejo Nacional Electoral (CNE), la liberación de todos los detenidos a los que considera "presos políticos" y el pleno respeto a las decisiones de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), dominada por la oposición.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...