Un 63% desea que el presidente Michel Temer renuncie antes de fin de año y que haya una elección presidencial directa y apenas el 10% de los brasileños apoya al mandatario, reveló ayer una encuesta del instituto Datafolha.
Este sondeo aparece en momentos en los que aumenta la presión alrededor del Presidente conservador en el marco del escándalo de corrupción de Petrobras, que lo pone en una situación cada vez más delicada.
En esta encuesta realizada el 7 y 8 de diciembre entre 2.828 personas de todo el país y cuyo margen de error es de 2%, la popularidad de Temer está en caída libre frente al pesimismo provocado por la crisis económica.
Hoy, sólo el 10% de los brasileños cree que su gestión es buena, contra 14% en julio, mientras que el 51% la rechaza, contra 31% en julio. Además, el 34% lo estima "pasable" y el 5% "no tiene opinión".
Para el 65% de las personas interrogadas, la situación económica "empeoró" en estos últimos meses.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...