El juez de Control N§ 4 Isidoro Arzud Cruz resolvió no hacer lugar a los planteos de nulidad propuestos por la defensa del entonces secretario de Obras Públicas de la Nación, José Francisco López, imputado por "fraude a la administración pública y abuso de autoridad en concurso real", por un hecho conocido comúnmente como "megacausa".
El abogado Miguel Ángel Villagrán había presentado días atrás el pedido de nulidad, solicitando además que se suspenda el proceso principal de la investigación, fundamentando su pedido con hechos que sólo resultaron "dilatorios" para el proceso de la investigación, refirió el juez Cruz.
A consideración del magistrado, los fundamentos elevados por el Ministerio de la Acusación son exactos y correctos en cuanto a las imputaciones que recaen, no sólo sobre el exfuncionario nacional, sino también el arquitecto Germán Nivello, entonces mano derecha de López.
Cruz no solamente no dio lugar a tamaño pedido, sino que llamó la atención del defensor Villagrán, porque ya estaba apercibido sobre sus conductas dilatorias en un primer pedido de nulidad planteado a fines del mes de octubre. "No ajustándose a las reglas de ética y moral que se dio al inicio del proceso".
En otro párrafo del fundamento, el juez Cruz hizo referencia a que resulta "insólito que se interponga una nulidad que carezca de fundamentos y razonamientos que le obliga tener a ser parte y no ser antojadizo en su planteo".
Cabe recordar que en el primer planteo de nulidad propuesto por Villagrán, el juez Cruz había dispuesto suspender el proceso de la causa de forma momentánea, hasta el estudio de estos planteos. Pero luego de digerirlos jurídicamente, no se dio lugar y fue apercibido por las cuestiones dilatorias.
Es decir que la causa en la que además se encuentran imputados la dirigente Milagro Sala, su esposo Raúl Noro, exfuncionarios provinciales y nacionales, como así también cooperativistas que integraban la Red de Organizaciones Sociales continúa en su proceso investigativo.
Sobre la causa
Este expediente está denominado como "megacausa" y la denuncia se enfoca en un faltante de alrededor de 2.000 viviendas de un programa federal que debería tener como finalidad la construcción de 8.000. Se ha auditado un faltante aproximado a 1.300 viviendas. Con nuestras auditorías hemos estimado una suma cercana a 800 millones de pesos de faltante. La imputación se dio por la certificación de dos municipios, el de Humahuaca y el de Calilegua, que dan un total de 90 millones de pesos de faltantes y de 300 viviendas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...